En ello se encuentra por estos días la galería de la fundación Caguayo, ubicada en la calle República de esta ciudad, a través de la exposición Reliquias del Diseño: En busca de Cubanía, dedicada al mueble hogareño que realizaran carpinteros y ebanistas locales en las primeras seis décadas del siglo XX.

Las piezas fueron facilitadas para la muestra, que se extenderá hasta el 15 de abril, por familias camagüeyanas e instituciones como la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales, el Centro de Estudios Nicolás Guillén y el propio Museo Provincial. Una particularidad de la exhibición-concurso es que los espectadores podrán votar por el objeto que más le impresione; además, un jurado especializado en diseño y patrimonio fallará a favor del que sobresalga por representar la cubanía.

Porque, como expresó Daimí Ruiz Varela, coordinadora de proyectos culturales de la “Caguayo”, aunque consiste en una exhibición del mueble ecléctico con evidentes influencias del neoclásico, el renacimiento y el art noveau, los hacedores del terruño no descuidaron imprimirle el sello de lo autóctono.

Ese es el caso de Pedro Manuel Royo Poveda, el octogenario carpintero presente en la exposición con sus creaciones y las herramientas de fabricación artesanal que utilizara antaño; es también “Reliquias del diseño” un homenaje a los ebanistas de la época.

La idea es fruto de los resultados de la tesis de maestría de Annerys Fernández Mendoza, especialista del Museo Provincial Ignacio Agramonte, en la que hace un análisis de las características del mueble republicano en espacios domésticos de la urbe.

La exposición se antoja regalo a la Villa en su cumpleaños 502, celebra el segundo aniversario del surgimiento de la galería Caguayo en la provincia, y es desde ya una promisoria antesala de lo que será la primera Bienal Internacional de Diseño de La Habana, prevista del 16 al 20 de mayo próximo, y de la cual Camagüey y Santiago de Cuba serán subsedes.

{flike} {plusone} {ttweet}