Camagüey.- Descemer “giró” aquí en toda una vuelta de sudores. Poco antes de las diez de la noche de este 22 de junio y hasta pasadas las once, audiencia y artista (se) cantaron, “frente a frente”, las verdades que los unen. Y aunque la brisa nos sopló a favor (se portó fresca la muchacha), el “calor” fue tal que transpiramos a “litros cuadrados”, si esa medida existiera.

Arrancó con la muy conocida Tus luces sobre mí, y siguió con otros éxitos como Cuando me enamoro, Ser de sol, Loco, Ella, Tú eres la razón, 360°, Bailando... Y el público le hizo su mejor coro, para eso ha trabaja'o y pega'o hondo en la banda sonora de la gente suya. Quizás ello fue lo que más le impresionó, como confesó en un aparte con la prensa, “Camagüey me ganó el corazón”.

Pero también “voceó” las notas de algunos temas de su disco Alma, aun en producción, y de seguro disponible para finales de año, comentó Mailén Ibarra González, su relacionista pública; escuchamos, y ya casi aprendimos, Camarera, Mátame o sálvame, La vida es buena. En ese fonograma comparte micrófono con voces internacionales como Belinda, Enrique Iglesias, Rosario Flores, Pavel Núñez, Jorge Villamizar, y con locales seguidísimos como Gente de Zona, Leoni Torres, el Micha, Chacal, Cola Loca...

Alma, según lo definió Descemer, “es un disco para bailar, otro que le regalo al pueblo de Cuba”; ese mismo pueblo efusivo al que tanto le agradece la cercanía.

Descemer Bueno es hoy uno de los cantantes y compositores más populares dentro y allende los mares; “eso es sabido”. Mas, nos demostró que las famas foráneas no deben emborronar la preferencia por los de la aldea. “¡Ay, qué bonito Camagüey!”

Por eso nos resultó desventurada la ausencia de conferencia de prensa, práctica tradicional en este tipo de acontecimientos; y el “préstamo” a medias de la Plaza de la Revolución, solo un lateral que sí impidió un mejor espectáculo para los de palcos más lejanos.

Sin embargo, no se privó (pese a las incomprendidas barreras metálicas) de “tocar” a su audiencia --desde niños hasta cuarentones descargosos-- y saltar, y arrodillarse en pleno escenario, y agradecer continuamente a Camagüey por la concurrencia, y emprender sus habituales volteretas de alma en goce, con sombrero y collares mediante. Así conocemos a Descemer.

Para el cierre del verano prevén por el resto de las provincias la segunda etapa de la gira, igualmente junto a PMM y Havana Club.


Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.adelante.cu/images/Descember:200:200:0:0

{flike} {plusone} {ttweet}