En el teatro Armando Manzanero, la compañía ejecutó 13 coreografías, durante una hora de deleite que evidenció el alto nivel técnico en las ejecuciones y la indiscutible identidad cultural de sus bailarines.

El periodista mexicano Johnny Oliver Quintal publicó en su blog personal detalles de las representaciones, marcadas por sentimientos como el amor, la pasión, la desesperación, la tristeza y la efervescencia de la felicidad.

“Uno de los momentos más atractivos de la noche fue cuando ocho bailarines ataviados con una gama de colores rojos, azules y verdes entonaron a coro el tema "Chan Chan", para después exponer por qué los cubanos son maestros en la ejecución de los ritmos caribeños”, contó Oliver Quintal.

El reconocido reportero refirió además la atmósfera íntima, con el atinado uso de la iluminación y la musicalización en el momento del bolero, y los movimientos impecables en la pieza de flamenco.

Fundada por Tania Vergara, la compañía originaria de Camagüey había participado en otra edición del Otoño Cultural, sin haber tenido a su cargo, como ahora, la clausura de un festival que reunió a más de mil 200 artistas, los 24 días del programa.

{flike} {plusone} {ttweet}