CAMAGÜEY.- Descorrió el telón de la mañana en esta ciudad, y no hay manera de detenerlo, porque el Teatrino 2019 comienza siempre con el encantamiento en plena calle, por la gracia y la alegría que fluye del teatro hecho por niños.

El pasacalle de apertura salió de la plaza de los Trabajadores, tomó la calle Popular hasta topar con San Esteban, para doblar por República, hacerle un guiño al parque de El Gallo y subir por el paseo peatonal que conduce a la plaza Maceo.

Allí aguardaba la compañía anfitriona, La Andariega, que hace diez ediciones invita a este convite maravilloso, con el pretexto de su cumpleaños el 23 de marzo, y que para hoy reservó la puesta de Una cucarachita llamada Martina.

Entre el público estaba Teatro Andante, de Granma, el cual trajo la obra El Modelo, para representar en la misma plaza Maceo el jueves 21 a las 6:00 p.m., porque esta tarde corresponde La hormiguita, del grupo Alegrín y sus amigos, del municipio de Carlos Manuel de Céspedes.

El evento dedica su programa al teatro callejero, y de manera especial, a Teatro del Viento, fundado y dirigido por Freddys Núñez Estenoz, el cual desde hace dos décadas crea para adolescentes y para la temprana juventud, segmentos poco favorecidos por la oferta cultural.

“El Teatrino surgió en el 2004 con la idea de un espacio donde el niño y los creadores compartan y multipliquen su trabajo. El teatro callejero se ha perdido a nivel nacional y aquí lo hemos mantenido y defendido como una alternativa necesaria”, afirmó Leonardo Richard, presidente del comité organizador y director de La Andariega.