CAMAGÜEY.- Como parte del calendario por el medio siglo de la creación del Ballet de Camagüey (BC), estudiantes de la Academia de las Artes Vicentina de la Torre realizaron una peregrinación hasta la Necrópolis de esta ciudad, para honrar a la maestra que nombra esa institución y al coreógrafo Francisco Lang.

Al periplo, que inició en el parque Ignacio Agramonte Loynaz, asistieron también fundadores del BC, familiares de las personalidades homenajeadas, así como su directora y ensayadora, Regina María Balaguer Sánchez.

Uno de los momentos más emotivos del tributo fue la colocación de una ofrenda floral, en nombre del pueblo de Camagüey, a los célebres educadores que hicieron posible el desarrollo de una compañía de ballet clásico en esta ciudad, capaz de triunfar en escenarios nacionales y foráneos.

“Vicentina fue una promotora cabal de la enseñanza del ballet. Ella nos legó un profundo sentido del detalle, de lo que es cultura y rigor profesional”, expresó Balaguer Sánchez, quien, para culminar el homenaje, pidió a los presentes un aplauso extenso como hacía el público cuando finalizaban las presentaciones de sus pupilos.

La Compañía Ballet de Camagüey fue creada el primero de diciembre de 1967 y, en ese entonces, se designó como directora a la maestra Vicentina de la Torre, gracias a su pasión por el ballet y sus gestiones para crear una sede que cultivara el arte danzario en la provincia