Ondina Vázquez Caballero, en representación del Manos de oro, perteneciente al Consejo Popular Centro en la capital provincial, “rompió el hielo” en el intercambio. Las manualidades han unido a mujeres de esta demarcación por cinco años, en los que ya suman alrededor de 60 exposiciones. Además, cuentan con un grupo de pasarela de niñas y adolescentes, quienes modelan sus bordados y otros diseños textiles.

Para un príncipe enano hago esta fiesta es un proyecto del municipio de Nuevitas que nació, según Gladys Quintero, para lograr un mejor funcionamiento de la FMC en su zona, pues “llegó el momento en que solo cotizábamos”. La federada calificó de maravilloso el trabajo socio-cultural que realizan con los infantes; “nos motivan, nos exigen, son una escuela para nosotras”.

Porque los proyectos comunitarios se conciben con el objetivo de formar valores, salvaguardar nuestra identidad, hacer más participativa y placentera la vida en la comunidad.

Quizás por ello Las Vilmas, del territorio de Vertientes, ya ascienden a 25. Yodelki Fajardo Orihuela, secretaria de la FMC allí, explicó cómo se gestó el proyecto. “Un día nos pusimos a pensar...a las niñas les gusta parecerse a las artistas famosas porque es lo ven constantemente, pero, ¿por qué no le inculcamos la 'moda' que usaron Amalia Simoni o Vilma Espín?” Parece que lo lograron con las pequeñas de la escuela primaria José Díaz; “actualmente no solo visten ropas como las de patriotas cubanas, también conocen más sobre ellas y hablan sobre lo que representan en la historia de Cuba”.

Carlos Rafael Miranda Martínez, coordinador nacional de los CDR se pronunció sobre la necesidad de crear proyectos comunitarios que respondan a las características y necesidades de cada comunidad. “Tenemos que seguir cultivando desde estas proyecciones la buena convivencia; para continuar desarrollando la provincia es esencial mantener la comunicación entre todos los factores y marchar unidos”, concluyó Miranda Martínez.

{flike} {plusone} {ttweet}