LOS ÁNGELES.- (PL) Chucho Valdés, el pianista, compositor y arreglista musical cubano, sumó otro premio Grammy a su larga carrera gracias a un álbum que trasciende hoy por el sentido homenaje a Irakere, orquesta de la cual fue parte y fundador.

En la ceremonia efectuada la víspera en el Staples Center de Los Ángeles, la Academia de la Grabación estadounidense se pronunció por el fonograma Tributo a Irakere en la categoría de Mejor Álbum de Latin Jazz.

De 75 años, Valdés dedicó palabras de agradecimiento para los organizadores del galardón, al Festival de Marciac, Francia, donde se grabó el disco, así como a "los irakeres originales y a todos los que pasaron por la banda".

A propósito, el reconocido músico nombró a varios de su compañeros de formación, algunos de ellos desaparecidos físicamente como Carlos Emilio Morales y Miguel Angá.

Tributo a Irakere resultó del empeño de Chucho Valdés por rescatar varias de las partituras originales del grupo, sobre las cuales hizo arreglos que grabó finalmente el pasado año junto a los Afro Cuban Messengers. Irakere debutó en escenarios musicales en 1973 con el impulso de extraordinarios músicos como Arturo Sandoval, Paquito D'Rivera, o el propio Valdés, quienes destacaron por atrevidas innovaciones a partir del dominio instrumental.

Con este gramófono, Chucho Valdés contabiliza nueve premios, seis de ellos Grammy Awards y otros tres Grammy latinos.