Pancartas y fotografías en gran formato de paradigmas revolucionarios de la nación jerarquizan las razones para el desfile del Primero de Mayo en Camagüey, de un grupo representativo de 50 trabajadores de la instalación ubicada frente al Casino Campestre, y de los 231 asociados en el territorio a la organización de artistas y escritores noveles.

“Venimos con gusto a ratificar nuestro compromiso con la Revolución, con el Socialismo, con Fidel y Raúl Castro, nuestros líderes históricos, y porque ser referencia nacional entraña el reconocimiento y el constante estímulo al esfuerzo de quienes apoyan la creación desde el anonimato, otra manera válida de incidir en la promoción de la cultura, algo esencial de la Asociación”, afirmó a Adelante Digital el presidente de la filial camagüeyana Yunielkis Naranjo Guerra.

En el año de las tres décadas que la Asociación Hermanos Saíz cumplirá en octubre, esta provincia ha desarrollado proyectos de largo alcance como el Salón de Artes Visuales Tercer Gesto, que propició la donación de obras a centros de atención especial; acciones alrededor del tema de la identidad desde la Jornada de Cultura Japonesa Hanami, diseñada por el Proyecto MangaQ'ba; y el Festival Nacional de Rap Trackean2, considerado el más integrador de la cultura hip hop en Cuba.

Una brigada de jóvenes y del personal administrativo ha visitado cada mes diferentes espacios de concentración popular, como calles con el nombre de amigos de José Martí, donde ofrecieron descargas de trova en enero; y presentaciones músico-danzarias en centros penitenciarios (febrero), hogares de ancianos (marzo), centros educacionales internos (abril) y prevén unidades militares en mayo.

No hay día sin trabajo porque la Casa abre toda la semana. La programación resulta variada y el lugar constituye de los preferidos por adolescentes y jóvenes que canalizan inquietudes, aunque hay propuestas dirigidas a los diferentes grupos etarios.

Por eso este Primero de Mayo amaneció temprano para los que trabajan y crean, los aglutinados en la Asociación, los habituales de la Casa del Joven Creador de Camagüey, los de rostros de juventud por edad biológica y naturaleza del alma que hacen del trabajo un arte, y del arte, un digno trabajo.

{flike} {plusone} {ttweet}