Ubicado en un inmueble del siglo XVIII, el sitio radica en las proximidades de dos arcos en un zaguán y tiene, y tras una mesa, tres fotos del homenajeado, una de ellas con su padre, Enrique “Nené” Álvarez, bajo un farol con cristales rojos.

Este es el lugar donde siempre me siento cuando vengo aquí, a pasarla bien en mi Camagüey, declaró El Caballero del Son tras develar las fotografías, en un área contigua a un patio colonial con tinajones y plantas.

Insertado en la celebración del aniversario 43 de su vida artística, en el encuentro Álvarez recibió diplomas de reconocimiento entregados por su padre, la dirección provincial de Cultura y la filial provincial de Artex.

El acto contó con las actuaciones de una pareja del Ballet de Camagüey y la orquesta Soneros de Camacho, fundada en 1936 y dirigida por “Nené” Álvarez, quien el primero de junio cumplirá los 90 años y es uno de los cultivadores profesionales activos del son de más edad en el país.

En la ceremonia fue presentado el coctel El Caballero, de la autoría del barman Roberto Cabrera, y bebida refrescante de licor de coco, jugo de piña, ron  Havana Club en sus modalidades tres años y añejo especial, así como cubos de hielo.

Francisco Noguera, director de la instalación cultural, informó que el nuevo sitio está unido a la divulgación de creaciones del homenajeado, en una institución con elevada asistencia de jóvenes.

La Casa de la Trova Patricio Ballagas lleva el nombre de un  fallecido cantautor local y se encuentra frente al parque Agramonte  -antigua Plaza de Armas-, centro del sector citadino declarado en el 2008 Patrimonio Cultural de la Humanidad. 

{flike} {plusone} {ttweet}