CAMAGÜEY.- Ha sido el mueble, más que la cerámica, la manifestación con mayor impacto de las propuestas de Camagüey en la Feria Internacional de Artesanía FIART, y este diciembre también promete elevar su exitosa presencia en La Habana.

Los hermanos Juan Carlos y Alberto Cabalé llevan sillas; Hosvani Candell y René Calvo, un conjunto de sillones; Ernesto Casas Martín, un proyecto de marabú con metal; y Rolando Torres Peláez, un juego de butacas de fibra con manta.

De una familia de ceramistas, el joven Marlon García se atreve con muebles de metal y madera con sobre pintado con la técnica de la mayólica; mientras que por primeras vez se suman Oscar Gutiérrez y Alexander Romero, quien concibió mobiliario para exteriores.

Beatriz Ochoa Pupo, especialista en Desarrollo e Imagen de la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales en Camagüey, contó a Adelante Digital de las expectativas con el concurso de mobiliario por llevar piezas útiles, de diseños atractivos y buena realización.

También ofrecerán artesanías varias, en las que priman las técnicas de rakú, esmaltado, pintada en frío y esgrafiado, todas disponibles en la Fortaleza San Carlos de La Cabaña, sede de FIART 2018.

La XXII Feria de Artesanía sucederá del 6 al 21 de diciembre, con el lema Arte, utilidad y oficio, se dedica a la provincia Villa Clara, privilegia al mueble como manifestación artesanal y tendrá a México como país Invitado de Honor.

Ochoa Pupo además anunció la muestra paralela al evento, titulada Arte, oficio, con un recorrido por 30 años de artesanía en Camagüey, como celebración de las tres décadas de la filial del Fondo Cubano de Bienes Culturales, a partir del 7 de diciembre a las 4:00 p.m., en la Galería Amalia, de esta ciudad.