CAMAGÜEY.- El ecuatoriano Christopher Mina Díaz ensaya en esta ciudad para los conciertos del 18 y el 25 de mayo en el Teatro Avellaneda, en la segunda ocasión que dirigirá la Orquesta Sinfónica de Camagüey.

Lleva casi la mitad de su vida como director de orquesta ─ 13 de sus 28 años de edad─, talento reconocido por la cincuentenaria agrupación con la que interactuó en el 2015, a través del maestro cubano Enrique Pérez Mesa.

“Me he encontrado una orquesta joven que se sigue apoyando en la base sólida de los maestros. Se mantiene esta buena escuela de maestros líderes principales y la energía de la gente joven con un nivel muy bueno. La orquesta está respondiendo de maravillas”, dijo a Adelante Digital.

El director de la Orquesta Sinfónica de Loja, Ecuador, prepara para el día 18 la Obertura de Egmont, de Ludwig van Beethoven; la Sinfonía No.4 de Johannes Brahms y “una obra sorpresa”.

El programa del día 25 será con la pianista Ana T. Agüero, en el Concierto para piano en re mayor, de J. Haydn; con Roberto Valdés en el Concertino para clarinete y orquesta, de Weber, y cerrará con la Sinfonía No.5, de Chaikovski.

Christopher Mina Díaz insistió en la importancia de valorar desde el público el trabajo del artista, por la constancia del estudio, máxime si se trata de la música de concierto que habla directamente al espíritu del ser humano.

“Yo le puedo garantizar a la gente que después de un concierto de música clásica su vida nunca va a volver a ser igual. Es cuestión de sentarse, cerrar los ojos, escuchar y dejar que los sentimiento afloren”, concluyó.