CAMAGÜEY.-Con la motivación de reconocer al camagüeyano Rolando Escardó como artífice de la primera reunión de intelectuales revolucionarios del país comenzó a caminar en la provincia el IX Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), cuya magna cita será en junio del 2019.

Luis Álvarez Álvarez, Premio Nacional de Literatura, propuso la vindicación del poeta y pintor abstracto, teniente del Ejército Rebelde que en 1959 comenzó a recorrer Cuba con la idea de unir a los creadores pero murió en un accidente de tránsito: “Le debemos mucho a Rolando Escardó porque creó las bases de la Uneac”.

Precisamente la galería Julián Morales, localizada en la sede de esa organización en Camagüey, exhibe la muestra El avión de Rolando regresa de París, que conjuga pinturas y testimonio documental sobre su vida, además de evocar a su coterráneo y amigo Severo Sarduy.

El proceso de IX Congreso anda en la fase de ordenamiento de comisiones y grupos de trabajo, para reflexionar de manera transversal acerca de problemáticas de cultura, patrimonio,  comunidad, espacios públicos,  medios de comunicación,  redes sociales,  turismo,  mercado,  enseñanza artística, atención a los jóvenes creadores, y más a lo interno, estatutos y reglamentos.

Luis Morlote Rivas, vicepresidente primero de la Uneac, enfatizó en las esencias de la organización fundada por Fidel Castro “como conciencia de la sociedad”, beligerante ante las violaciones a la política cultural cubana por establecer las jerarquías artísticas, tal como corresponde a la vanguardia intelectual y política de la nación.

También Jorge Luis Tapia Fonseca, máxima autoridad política en el territorio, convocó a la unidad y la participación activa de los 279 artistas e intelectuales que pertenecen a la Uneac en Camagüey, para que aporten con pensamiento no solo desde el espacio del congreso.