CAMAGÜEY.- Con un provechoso debate a favor de la cultura camagüeyana y cubana finalizó el proceso orgánico del Sindicato de los Trabajadores (SNTC) del sector en esta provincia, que posibilitó fortalecer todas las estructuras desde la base, y el cual tendrá su colofón en la Conferencia Nacional, prevista para los primeros días de octubre.

Fueron temas que centraron el análisis el funcionamiento de las secciones sindicales en cada centro laboral, la afiliación y el cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo como instrumento para promover y eficiencia, y donde debe incluirse hasta el día exacto del pago laboral de cada mes.

Los dirigentes sindicales camagüeyanos de ese sector ratificaron en el encuentro, que sesionó en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, el compromiso con la Revolución y la defensa de los principios político-ideológicos que sostienen a la cultura, como escudo y espada de la nación cubana, ante acciones como las recientes declaraciones contra Cuba en la OEA del Secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo.

El nuevo buró provincial de este sindicato quedó integrado por siete miembros, de ellos cinco mujeres, y de estas fue ratificada como secretaria general Idelisa Zaín Leyva.

También eligieron nueve delegados a la Conferencia Nacional, que junto a uno seleccionado antes de forma directa y dos invitados, conformarán la representación camagüeyana.

En el encuentro recibieron reconocimientos figuras destacadas del sector artístico: Irma Horta mesa, Luis Enrique de la Vega, Yunieski Naranjo Guerra, Laudelino Silva Leyva, así como las periodistas Aimé Amargó Gorrita y Miozotis Fabelo Pinares.

También estimularon a la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, la Empresa Provincial de Restauración y Conservación de la Ciudad, la empresa provincial de turismo de ciudad Santa María, la Casa del Joven Creador (Vanguardia Nacional por cinco años consecutivos), el centro cultural Caribe, y la Brigada de Mantenimiento unidad presupuestada de cultura, que se destacó especialmente en la reconstrucción de zonas afectadas por el huracán Irma.

Regina María Balaguer Cabrera, directora del Ballet de Camagüey, insistió en el papel del sindicato en la exigencia de que se cumpla el servicio social de los recién graduados, lo cual exige hallar mecanismos para que permanezcan en los centros a los cuales son asignados y en alguna medida retribuyan al Estado, con su trabajo, la costosa enseñanza recibida de manera gratuita.

Declaró Reinaldo Echemendía, director del Ballet Folclórico de Camagüey que un problema que demanda con urgencia la intervención del sindicato es el distanciamiento entre el verdadero arte y lo que se hace para el turismo, lo cual provoca que los promotores de una pseudocultura sean mejor remunerados que los verdaderos creadores.

Foto: ArchivoFoto: ArchivoLa secretaria general del SNTC, Nereida López Labrada, declaró que las 37 intervenciones de esta novena conferencia sindical del país contribuyeron a su calidad, y exhortó a elevar la sindicalización, la política de reserva de cuadros sindicales y el procesamiento adecuado de títulos y condecoraciones a los afiliados.

Resaltó la necesidad de enfrentar desde una cultura autóctona y atractiva, sobre todo para los jóvenes, las campañas mediáticas que pretenden desmontar la historia cubana.

A los nuevos cuadros sindicales los conminó a trabajar con firmeza, talento, amor y diálogo con los trabajadores, incluyendo desde la modesta recepcionista y los choferes de cada colectivo, y defender nuestra identidad en las distintas manifestaciones culturales.