LA HABANA.- La televisión cubana estrena el domingo la segunda temporada de Bailando en Cuba, programa con alto rating de audiencia en su debut en la pequeña pantalla, anunció el equipo de producción.

Producido por RTV Comercial, empresa comercializadora de todos los productos y servicios de la radio y la televisión cubanas, el espacio muestra cambios respecto a la edición anterior a partir de sugerencias del público y de los productores, dijo en conferencia de prensa su director general, Manuel Ortega.

"Esta temporada comienza con el proceso de selección de las parejas, una petición del público, un nuevo concepto de imagen y la sustitución de uno de los presentadores", explicó.

De la convocatoria resultaron 50 aspirantes, de los que se elegirán las 16 parejas a concursar a lo largo de las 12 emisiones en pantalla cada domingo a las 20:30 hora local.

"Cada entrega será temática respecto a algún tópico relacionado con la cultura nacional, por ejemplo la primera emisión refleja la relación entre la música y el baile en la isla con el deporte, aunque no es una camisa de fuerza, sobre el escenario sucederán muchas cosas", declaró Ortega a Prensa Latina.

Respecto a la imagen, señaló, trabajamos sobre lo urbano, si embargo todas las manifestaciones danzarias estarán presentes, en especial las de los grupos portadores de tradiciones, por eso Bailando... llegó a varios lugares del país, para conocerlos mejor, incluso, acotó, algunos de ellos están en el programa.

El jurado será el mismo de la temporada anterior, las bailarinas y coreógrafas Lizt Alfonso y Susana Pous, y el maestro Santiago Alfonso, una figura imprescindible a la hora de contar la historia de la danza en la mayor de las Antillas.

Los presentadores suman un nuevo rostro en esta ocasión, el del joven Marlon Pijuán, conocido en los medios cubanos gracias a su paso por la Compañía de teatro infantil La Colmenita.

Durante 12 domingos, resaltó Ortega, Bailando en Cuba 2 estará en las pantallas de la isla siguiendo el trabajo de 32 protagonistas que llevarán el baile más allá del puro divertimento.