CAMAGÜEY.- Cuando uno escucha que alguna persona presenta un aneurisma de aorta(1) abdominal, inevitablemente lo primero que nos invade es el desconsuelo y un pensamiento muy apegado a la muerte cercana, al menos, así ha sido la sensación que he percibido durante años acerca de este problema de salud.

Para afirmarnos esta inquietante sensación o desvanecerla mediante el optimismo, nos acercamos al Dr. Vladimir Ibarra Viena, especialista en Medicina General Integral (MGI) y en Cirugía Vascular, del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, de esta ciudad, quien con suma gentileza ofreció sus saberes.

¿Qué es un aneurisma de aorta abdominal?

—Es la dilatación de la aorta en el segmento abdominal, o sea, cuando se ensancha o agranda de manera anormal y está circunscrita y concisa en un determinado sector.

¿Está justificado ese miedo ante la noticia de padecerla?

—Indudablemente es un cuadro muy delicado, hay compromiso de la expectativa de vida de los pacientes, pero el no conocer sobre este asunto es lo que lleva a las personas a pensar en negativo.

¿Hay un solo tipo de aneurisma?

—No todos son iguales, ni todos llevan a la muerte.

¿Puede aclararme?

—Están los detectados por una pesquisa y el pronóstico depende del momento en que se encuentre, que en más de un 80 por ciento se diagnostica fortuitamente, por un hallazgo, al tratar de investigar otras dolencias, la mayoría son identificados durante los exámenes médicos rutinarios. y del total de los aneurismas en otras partes de la aorta, el abdominal aparece en alrededor de un 68 por ciento.

¿Todos llevan criterio quirúrgico?

—No.

Aunque no acostumbramos a mencionar en estas Consultas Médicas los medicamentos a ingerir porque los dejamos para las consultas cara a cara con el enfermo, de no ser quirúrgico, ¿cuál sería el tratamiento?

—Si el médico sospecha de un aneurisma de aorta abdominal, podrá ordenar pruebas especiales para confirmarlo. Consistirán en la imagen del abdomen por medio de la resonancia magnética (RM), tomografía computarizada (TC) y ecografía.

“El aneurisma se califica de acuerdo con su tamaño y así se calcula el crecimiento. Si es pequeño y asintomático rara vez se llega a la cirugía, se analizan las posibilidades de riesgo-beneficio y resulta adecuado, en ocasiones, que el médico revise el tamaño con ecografías en el período que determine.

“A pesar de que un aneurisma de aorta abdominal puede ser fatal si se rompe, el especialista, previo diagnóstico, puede adoptar un tratamiento eficaz para impedir que esto ocurra. Al entender los factores de riesgo, se modifican para bien los hábitos de vida y esto es muy beneficioso”.

Si por lo general constituye un hallazgo, infiero que no hay un síntoma en específico, ¿es así?

—Algunos se diagnostican sin un síntoma expreso, como dije: un hallazgo; sin embargo, hay alarmas a las que a veces las personas no les prestan atención. Cuando un aneurisma abdominal se expande, puede palparse una sensación pulsátil en el centro o la parte inferior del estómago, esa sensación se conoce mucho en el campo como padrejón, y también dolor en el lugar de causa inexplicable.

¿Cuáles pueden ser las causas?

—Se desconocen las causa exactas; sin embargo, se tiene en cuenta el síndrome de Marfan, de origen genético, que es raro y afecta el tejido conectivo —con función de relleno, ocupando los espacios entre otros tejidos y entre órganos, y de sostén del organismo, constituyen el soporte material del cuerpo—, la obstrucción de las arterias (ateroesclerosis) , y la presión arterial elevada.

¿Pudiéramos encontrar algún comportamiento o disparador que lo afecte aún más?

—La hipertensión arterial y la adicción de fumar, que daña la capa media de las arterias.

¿Se presenta en un sexo más que en otro?

—En el hombre, aunque en la mujer se ve también.

¿Tiene relación la edad?

—Por lo general en mayores de 50 años.

¿Algún factor genético?

—En los casos de síndrome de Marfan porque esa es su génesis.

Si un camagüeyano se enfrenta a este padecimiento, ¿cuáles son sus oportunidades?

—Siempre las tendrá. Si no requiere de la cirugía el seguimiento médico oportuno, los chequeos adecuados y la modificación de ciertos hábitos, hasta alimentarios, ayudan a que lleve una mejor calidad de vida y me refiero a la alimentación porque debe comer con poca sal, por ejemplo, así evita una tensión arterial elevada.

Si se determina que sea operado y no es de urgencia, ¿hacia dónde se dirige?

—Les abrimos el camino para que sea intervenido quirúrgicamente en la capital o en Villa Clara. Aquí nos preparamos para hacerlo igual, pero, por ahora, preferimos la opción mencionada.

Si ese aneurisma de aorta abdominal (AAA) se debilita por diversas causas, se rompe y causa una hemorragia, ¿cuál sería la decisión?

—Por supuesto, operarlo aquí, hacer todo lo posible por resolver su situación y salvarle la vida.

(1) La aorta es el vaso sanguíneo principal del cuerpo. Se extiende desde el corazón, a través del pecho y el abdomen, donde se divide para el suministro de sangre a las piernas.