CAMAGÜEY- Para esta semana en Consulta Médica traemos el interesante tema de las hepatitis. Enfermedad bastante común en su variante infecciosa, pero que siempre, en última instancia, trae graves complicaciones para la vida, por eso conversó al respecto con Adelante Digital el Dr. Yosvany Rojas Peláez, especialista en Medicina General Integral y Gastroenterología, quien trabaja en una estrategia de intervención educativa de las hepatitis virales y crónicas.

—Cuando alguien “está amarillo”, se asume que tiene hepatitis. Médicamente, ¿cuál es la definición de la enfermedad?

—La hepatitis es un proceso necroinflamatorio del hígado, que puede ser agudo o crónico. Hasta seis meses se considera agudo y después de eso evoluciona hacia la cronicidad.

—¿Cuáles serían las complicaciones de una hepatitis?

—Cuando se prolonga la evolución de la hepatitis puede derivar en una cirrosis hepática, sobre todo en la crónica. En el caso de las agudas puede conducir a la insuficiencia hepática, que también es un cuadro grave que puede dar al traste con la vida.

—Mencione los síntomas más visibles de la enfermedad.

—Las hepatitis agudas se tratan sintomáticamente, según el cuadro que presente el paciente. Los más comunes son la toma del estado general, orinas oscuras (colurias), heces blanquecinas (acolias), pérdida del apetito, vómitos… las crónicas pueden sufrir períodos de agudización con estos otros síntomas de mayor gravedad.

—¿Hay varios tipos de hepatitis?

—Se clasifican en infecciosas y no infecciosas. Las primeras se producen por infecciones y están las causadas por virus hepatotropos, que son los que afectan solamente el hígado (los A; B; C; D y E) y están los no hepatotropos como el varicela zoster, herpes simple, citomegalovirus, el dengue, zika, una hepatitis con el aumento de las enzimas hepáticas (TGP, TGO).

“Entre las no infecciosas tenemos las producidas por el alcohol, por medicamentos; las autoinmunes, las metabólicas —como el Wilson, que es un trastorno del metabolismo del cobre y la hemocromatosis—, la producida por la enfermedad grasa del hígado, la estetosis hepática.

—¿Cómo pueden prevenirse las hepatitis?

—En el caso de la hepatitis por alcohol, evitando su consumo. En el caso de los medicamentos, hay algunos que son hepatotóxicos; dentro de los antihipertensivos, la Metildopa; entre los anticonvulsivantes, la Carbamazepina. Estos son fármacos que se usan indiscriminadamente por largos períodos de tiempo, y muchas veces no se regresa a consulta médica para una reevaluación del tratamiento, y pueden llegar a dañar el hígado si se usan indebidamente.

“El Paracetamol es hepatotóxico, sobre todo cuando se combina con alcohol (después de una resaca es muy común que lo tomen para aliviar el dolor de cabeza producido por el consumo de bebidas), los pacientes que tienen altos los triglicéridos consumen la Atorvastatina, que es muy hepatotóxica, y no se puede tomar sin un control de cómo está funcionando el hígado. Antes, y en el transcurso del tratamiento, hay que chequear la evolución por si hay que suspenderlo; otro medicamento también pueden ser la Colchicina, y los antimicóticos como el Ketoconazol. En el caso de la enfermedad grasa del hígado, una dieta adecuada es la clave, evitar los excesos de grasas y de harinas.

“Para las infecciosas deben siempre cuidar del lavado de las manos, de los alimentos, evitar consumirlos contaminados, mantener el uso del condón, no compartir objetos corto-punzantes como las máquinas de afeitar, las pinzas de cejas, los alicates de manicuri... Siempre que se acuda a un barbero o manicuri debe exigirse que al menos se pasen por agua con cloro estos objetos; no participar de modas como los piercing y tatuajes”.

—Ante algún síntoma de hepatitis o la existencia de la enfermedad, ¿qué se debe hacer?

—Siempre acudir al médico de familia, quien deriva hacia el especialista que corresponda. En los casos de hepatitis deben ir con los gastroenterólogos, con estudios previos como ultrasonidos y pruebas de función hepática. Para las más comunes, las infecciosas B y C, todos los cuartos jueves de cada mes, en el policlínico Centro está la consulta provincial. Las demás variantes son atendidas en las consultas de estos especialistas que se dan en todas las áreas de Salud en cada municipio.

“Hay casos de hepatitis, como las metabólicas, que no se pueden evitar porque vienen codificadas genéticamente, pero las demás, con una vida saludable, libre de alcohol y con la práctica de ejercicios fisícos sistemáticos, puede mantener a raya este padecimiento”.