CAMAGÜEY.- Con el interés de encontrar varias respuestas relacionadas con la tiroides, llegamos hasta el Dr. Ernesto Juan Abad Rodríguez, especialista en Endocrinología, quien está al frente del Centro Provincial de Atención al Diabético, de esta ciudad.

Él nos dio a conocer que: “Es una glándula única situada en la cara anterior del cuello, por delante de la laringe, con la forma de una h, porque tiene dos lóbulos laterales, la línea central y los une el istmo. No debe palparse ni verse, solo se divisa cuando aumenta de tamaño”.

Tiroides. Ilustración tomada de www.mdsaude.comTiroides. Ilustración tomada de www.mdsaude.com¿Cuál es su función?

—Es prácticamente universal, regula el metabolismo del cuerpo, interviene en casi todas las funciones del organismo. Tiene que ver con el crecimiento, el desarrollo e igual con el intelectual, la madurez, la reproducción, el estado de ánimo del individuo. Prácticamente se interpone en todas las funciones del organismo.

¿Dígame acerca de las afecciones?

—Las más frecuentes son de carácter anatómico o funcional. En la primera mencionada encontramos el bocio, el nódulo que puede ser único o múltiple y el cáncer. En la segunda, se presentan por un exceso de su función que es el hipertiroidismo o por su disminución que es el hipotiroidismo, ambas se ven con la misma frecuencia, aunque con cierta tendencia se inclina hacia el hipotiroidismo.

“Otras son de tipo autoinmune, como las llamadas tiroiditis, y estas también ocurren por factores infecciosos, y si desaparece la infección se va. En ocasiones responde a una infección en la garganta y aparece una tiroiditis subaguda, que es muy dolorosa”.

¿Qué síntomas indican que no está funcionando bien?

—Lo corriente es que surjan debido a la alteración de las funciones; por ejemplo, el hipertiroidismo se caracteriza porque todo está de más. En este caso aumentan la frecuencia cardíaca, el movimiento, el apetito, y hay diarreas; sin embargo, se pierde peso por el mayor gasto de energía, y en el caso de la mujer provoca menos menstruación.

“En el hipotiroidismo es todo lo contrario. Hay menos pelo porque se cae, disminuye la actividad, la frecuencia cardíaca, se siente cansancio, estreñimiento, y mayor abundancia de la menstruación, y al gastar menos energía engorda, a pesar de que come menos”.

¿Cómo se diagnostica?

—Por la clínica. El especialista, ante los síntomas y exámenes clínicos, consigue decir si es un paciente hiper o hipotiroideo. Luego se indican estudios que determinan la causa y se adopta el tratamiento a seguir, pero no modifica el criterio diagnóstico. Estas investigaciones son orientadas para conocer el origen del padecimiento.

“El bocio es el simple aumento de tamaño de esa glándula. Se palpa y por sus características se conoce si es coloide, por ser más blando al estar lleno de una sustancia que lleva ese nombre, y si hay tiroiditis presenta alteraciones de la superficie y ondulaciones y, quizás un poquito más endurecida.

“Los nódulos responden al aumento de tamaño localizado, y no siempre es uno, y en ocasiones son múltiples. Otro sería el cáncer de tiroides, que se relaciona con los nódulos. Es difícil que en un bocio encontremos cáncer”.

¿Cómo y por qué llega la persona al médico?

—Lo normal es acudir al médico de familia si siente algo en su organismo que no anda bien, y si este considera que tiene alguna de estas afecciones lo remite al clínico, quien si lo cree oportuno lo manda al endocrinólogo de su área de salud, incluso, a las rurales, donde hay este tipo de atención médica.

¿Qué ocurre cuando se detecta un nódulo?

—Cuando es palpable lo seguimos, porque cuando son pequeñitos y descubiertos como un hallazgo no le damos esa importancia. Debe tener más de 10 milímetros para que tengan importancia clínica. Tanto el bocio como los nódulos se comportan a veces normo funcionantes.

¿De todas maneras hay que realizar exámenes complementarios?

—Por supuesto, el ultrasonido de tiroides para corroborar la presencia del nódulo, determinar su característica anatómica, se mide el tamaño y con menos de 10 milímetros no son tenidos en cuenta, como dije ahorita, aunque la conducta a seguir es vigilarlo para saber si crece o varía en algo.

“También indicamos la punción, que es la biopsia conocida como BAF o CAF y se realiza con aguja fina, así conocemos no solo si hay cáncer o no, sino de qué tipo es.

“En las funcionales orientamos los análisis relacionados con las T3 (Triyodotironina), T4 (Tiroxina) y TSH (esta última es la hormona que produce la glándula hipófisis que regula la función de la tiroides, y se llama hormona estimulante del tiroides), cuando esta se eleva significa que la tiroides funciona por debajo y si disminuye quiere decir que funciona bien o más de lo debido. Imagine que la hipófisis manda THS para estimular la función de la tiroides y a su vez, esta le manda a decir a la hipófisis cómo está la función, cuando está normal se van regulando, si no hay respuesta de la tiroides la hipófisis manda más y más en busca de esa respuesta; ante lo contrario le dice que hay mucha, no hace falta más”.

¿Alguna de las mencionadas cura?

—Cuando la persona padece de un bocio tóxico difuso, que es hiperfuncionante y tóxico por tanta hormona, o es nodular el criterio quirúrgico soluciona la situación en no pocas ocasiones; también la aplicación del yodo radioactivo, líquido a tomar, tiene efectos curativos.

¿Cuáles son las causas más comunes?

—El factor hereditario, las enfermedades autoinmunes como el bocio difuso, las tiroiditis crónicas (de Hashimoto), en este último caso puede pasar al hipertiroidismo, luego a una fase normal y más adelante al hipotiroidismo, entre otras.

“La dieta influye también, así como las aguas. Si alguien con tiroiditis consume alimentos muy ricos en yodo hace una hiperfunción. Otra causa es el bocio endémico, en un lugar donde no hay yodo suficiente, por eso aumenta de tamaño”.

¿Y ese examen en el calcañal que le hacen a los recién nacidos, ¿en qué se basa?

—Es para determinar el hipotiroidismo congénito. Es muy importante. Si el niño no tiene hormona tiroidea suficiente, su cerebro no se desarrolla y sobreviene el cretinismo.

¿Si se le detecta alguna anomalía?

—El Programa de Detección Precoz del Hipotiroidismo Congénito, instituido para detectarlo precozmente se basa en determinar la TSH, está ese método que dices y otro por medio del cordón umbilical. Si la THS está elevada se le comienza a suministrar la hormona tiroidea hasta los tres años y se resuelve, ya a esa edad el cerebro está desarrollado. A los tres años, podemos darnos el lujo de averiguar mediante exámenes precisos, si lo sigue siendo, entonces se continúa con el tratamiento, y si no, se suspende.

“La glándula tiroidea es muy noble, la pones en reposo con medicamento durante años y al suspenderlos comienza de nuevo como si nada hubiera ocurrido”.

¿Tiene preferencia de sexo?

—La tendencia mayor la encontramos en las mujeres; no obstante, al aparecer en el hombre el comportamiento es más agresivo, daña más.

¿Y predilección por la edad?

—En la tercera y cuarta década de la vida.

¿Si hay cáncer?

—En dependencia de su tipo. Unos resuelven con la administración de yodo, sin operar, es como que la radioactividad lo mata. Otros son operables, depende.

“Si se presenta alguno de estos síntomas, lo mejor es acudir al médico y confiar. Siempre se busca la cura, o la mejoría”.