• La Avellaneda: mujer y poesía

    Gertrudis Gómez de Avellaneda contaba con una mano delicada, pero pesada. Cada vez que la acercaba al papel lo surtía de poemas, novelas, dramas, romances y se escribía ella misma de pies a cabeza.