• Nueva vida a Pellerano, sin olvido

    Camagüey.- Tal vez alguien espere ver pasar al anciano enjuto del bastón, del viejo portafolios bajo el brazo, por la avenida de La Caridad, en su ir y venir de la casa en la calle Cuba al Parque Agramonte, o viceversa. Me han dicho que no aparecerá ni ahora ni después. Porque Juan Ramírez Pellerano ha muerto de algo prosaico, pulmonar, como le pasó a su admirado Rubén Martínez Villena.