Para recordar el 56 aniversario del nombramiento del Día Mundial de África, ocurrido un 25 de mayo de 1963, la Casa de la Diversidad Cultural Camagüeyana fue la sede idónea para concretar los festejos dedicados a esa tierra, de legados espirituales y tradiciones, iniciados desde la pasada semana.

En los compases iniciales del encuentro, coordinado por el Comité Provincial de la Ruta del Esclavo en Camagüey, se recordó al continente africano como cuna de la humanidad que ha cautivado al resto de las regiones del planeta no solo por el exotismo de sus parajes sino por la riqueza que mana en las raíces de sus pueblos.

Yoelxy Pilliner López, presidente provincial de la institución organizadora de la actividad, expresó como “esta es una oportunidad para pensar en las desigualdades, guerras y saqueos provocados por naciones poderosas, que aquejan a esos pueblos, y de confirmar que la paz es la única manera de solucionarlas”.

Durante la celebración, los presentes disfrutaron del baile de los niños integrantes del Grupo Arlequín, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC), quien celebra sus 20 años de creado y que fue homenajeado, en ese espacio, por el Comité de la Ruta del Esclavo. También la Sociedad Cultural José Martí (SCJM), entregó la distinción Honrar honra, a Rosa María Rodríguez Argilagos, fundadora de esa institución en el territorio.

Antes de culminar las conmemoraciones, quedó oficializada la Cátedra Honorífica José Antonio Aponte, que radicarás en la filial del Instituto Superior de Arte (ISA), de esta ciudad. Según Pilliner López es la única cátedra, dedicada “al Aponte” en la nación, y que tiene como objetivo el desarrollo e investigación de la herencia africana en la provincia, en el país y en países de Latinoamérica y el Caribe.