VERTIENTES, CAMAGÜEY.- El primer vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros, Salvador Valdés Mesa, antes de concluir su  segundo día de visita de trabajo a Camagüey, constató los avances de la agricultura diversa en el polo agrario  Guayabito de este territorio, donde se integran las formas  estatales y las del movimiento cooperativo campesino para producir alimentos y dialogó con directivos y obreros del central Panamá acerca de los preparativos de la venidera zafra azucarera.

Junto a Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura y autoridades del Partido y el Gobierno en la provincia, Valdés Mesa recorrió el emporio de cultivos varios cuyas áreas de suelo negro bajo riego aprovechan las aguas de la micropresa El Mayor y tres estaciones de bombeo que permiten diversificar las cosechas, con predominio principal del plátano burro. Orientó gestiones sostenidas para hacer crecer plantaciones de yuca, muy  afectada por los embates del huracán Irma, situaciónm empeorada por la carencia de semillas para extenderla en el menor plazo posible.

Michel Bayate Camejo, director de la Empresa de Granos Ruta Invasora, explicó al dirigente gubernamental que los avances logrados en la creación de la infraestructura del Polo Guayabito, antes tierras invadidas por el marabú, beneficia con el mejoramiento de los caminos, el servicio de agua, electrificación, nuevos empleos y alimentación, la estancia y permanencia de los habitantes de los asentamientos cercanos.

Bayate dijo que la empresa se diversifica y crecerá en producciones de granos, viandas, frutales, la ceba de vacunos y la crianza de ganado menor y aves, a partir de la terminación de un sistema hidráulico que bombeará 500 litros por segundo desde el Río San Pedro para la irrigación de las tierras, lo cual conllevará la creación de mini-industrias y de una segunda empacadora en proyecto para procesar cosechas y carnes.

Valdés Mesa preguntó al empresario arrocero acerca de las inversiones para incrementar los rendimientos del cereal, a lo cual respondió que más de 85 millones de dólares en los últimos diez años han sido empleados para adquirir modernas tecnologías de siega o modernizar molinos y secaderos, salto tecnológico que este año permitirá superar el récord histórico logrado en 1984 de 94 000 toneladas.

El directivo de Ruta Invasora apuntó que no solo las perspectivas de crecimiento de los arrozales se perfila en Vertientes, Florida y Santa Cruz del Sur, sino que se apoyará a los productores de los suelos del norte para elevar los planes arroceros, al tiempo que trabajan en las industrias del  sector para ganar en la calidad del alimento, que llega en ocasiones a los consumidores sucio y picado.

La Empresa de Granos de Camagüey también incrementa el valor agregado con la exportación de carbón vegetal derivado del desmonte de marabú para extender nuevas áreas de sembradíos, recupera La Forestal en el sur de la provincia donde decenas de caballerías hoy infestadas de arbustos indeseables cercan otroras productivas plantaciones de mango de clases Hyde, SuperHyde y Corazón. La cascarilla del arroz que antes se perdía es otro de los recursos aprovechables como energéticos, que pretenden generalizar en los secaderos de arroz en vez del fuel oil, explicó Bayate al vicepresidente cubano.

Este viernes, Valdés Mesa también arribó al central Panamá, que después de una inversión capital, sus trabajadores pretenden que haga una segunda zafra con eficiencia. El ingenio tiene previsto moler 122 días de contienda y producir no menos de 28 000 toneladas  a partir de la arrancada prevista para el 12 de diciembre venidero.

En las proximidades del basculador del “Panamá”, el ingeniero Lázaro Álvarez Padilla, director de la Empresa Azucarera de Camagüey, ofreció a Valdés Mesa una información detallada de la marcha de las reparaciones industriales , de la maquinaria agrícola, los centros de Acopio y el parque del transporte automotor y ferroviario. El mal estado de los caminos cañeros y el tardío envío de recursos por llegar fueron de interés en la conversación con los dirigentes de AzCuba y del colectivo industrial azucarero.

Álvarez Padilla, anunció que durante  la Zafra Chica (fin de año) los seis centrales que molerán cañas en Camagüey planifican elaborar no menos de  26 000  toneladas de azúcar. La próxima cosecha azucarera 2018-2019, prevé 136  días efectivos de labor  que comenzará por los ingenios Argentina y Siboney en noviembre, y en diciembre se incorporarán por ese orden Batalla de las Guásimas, Brasil, Panamá y el Carlos Manuel de Céspedes.