SOCHI, RUSIA.- (ACN) Cuando se habló hoy en esta ciudad sobre la historia de Elián González Brotons, el niño que a los cinco años fue víctima de la Ley de Ajuste Cubano, el mundo volvió a estremecerse y se unificaron causas y voces contra el imperialismo.

Durante el Tribunal Antimperialista, uno de los “platos fuertes” de los Festivales Mundiales de la Juventud y los Estudiantes, González Brotons, con su historia de vida e imágenes de cuando el pueblo cubano lo recibió en junio del año 2000, levantó al auditorio que no solo aplaudió, sino también lloró con él.

Sin poder contener las lágrimas de la emoción y a la vez de dolor por recordar el sufrimiento pasado, el ya joven de 24 años dijo que como víctima del bloqueo y de la Ley de Ajuste Cubano, junto a su madre salió ilegalmente hacia los Estados Unidos (EE.UU.) teniendo cinco años, y que en medio de la travesía la embarcación naufragó.

Recordó que perdió a su madre y que estando en tierra estadounidense, lejos de su padre y de su pueblo, se violaron sus derechos y el de su identidad.

Violaron todo lo que representa mi Patria, mis sentimientos, lo que era mi cultura, afirmó González Brotons, quien añadió que todo esto sucedió dentro de ese propio territorio norteño y con la aprobación del gobierno de Washington.

¡Nuestro crimen ha sido la soberanía! ¡La soberanía se conquistó, de verdad, en enero de 1959! ¡Nuestro crimen ha sido el socialismo!, aseveró con vehemencia en el Tribunal.

Apuntó además que el bloqueo y la guerra económica del gobierno de EE.UU. desde hace casi 60 años constituyen el mayor freno para el desarrollo de Cuba; y que no solo trasgreden los derechos humanos de la Isla, sino de todas las naciones del orbe, las cuales pueden ser sancionadas por relacionarse con la nación cubana.

Entre los hechos más significativos de las páginas de la historia de la Revolución cubana, por su connotación militar, patriótica y política figura la invasión mercenaria a Playa Girón, organizada por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU., expresó.

Sobre el crimen de Barbados en octubre de 1976 donde murieron 73 personas a bordo y sobre la ilegal Base Naval en Guantánamo, habló hoy también el recién graduado de Ingeniería Industrial.

En tanto, puntualizó que el enemigo ha insistido siempre en que la juventud constituye el principal factor de cambio para lograr sus planes de destruir la Revolución cubana y comentó que por eso a este grupo etario se dirigen hoy los más variados métodos de subversión e influencia.

Para el imperialismo y sus planes, es útil una juventud descontenta, no comprometida, orientada a la banalidad, ajena a las realidades de Cuba y de la Humanidad y supuestamente desideologizada, que es una de las formas más peligrosas de ideología, refirió.

Somos testigos de la circulación de “chatarra audiovisual” y materiales ajenos a la cultura y costumbres nacionales, los cuales llegan al país por disímiles vías, y también de otros paquetes menos difundidos y más abiertamente nocivos, ratificó.

Por el heroico pueblo de Cuba que ha preferido desaparecer antes que ponerse de rodillas y traicionar la gloria que sea vivido: ¡Pido a este tribunal condenar al imperialismo yanqui por todos los daños humanos y económicos ocasionados a mi pueblo!, dijo con firmeza González Brotons.

En sus últimas palabras reafirmó: “¡Que los condene la historia, que a nosotros ya nos absolvió!”, a lo que el público respondió con una ovación cerrada, muestra a su vez, del respeto por el hoy joven que siendo un niño simbolizó una batalla de ideas en el mundo.

Elián dejó una huella de unidad este miércoles en el Tribunal Antimperialista, el primero en denunciar hoy, desde su experiencia, las verdaderas caras del imperialismo, lo que valida la necesidad de luchar por la justicia social y la paz, banderas enarboladas por este festival.

El mundo se alzó hoy por la paz y contra el imperialismo

Muchas fueron las voces del orbe que se alzaron hoy en el Tribunal Antimperialista que aconteció aquí, como parte del XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, lo que demuestra cuánto hay de dolor en los pueblos víctimas de las secuelas del capitalismo.

Para demostrar que los testimonios no deben callarse, los presentes lloraron al conocer historias desgarradoras, como la del joven saharaui Omar Hanesa, quien habló en nombre de su país, el cual desde 1975 quedó bajo el dominio y ocupación marroquí, luego de ser colonia española.

Igualmente exigió poner fin a esa ocupación ilegal por Marruecos y justicia por los delitos cometidos durante décadas; en tanto, reclamó la liberación de los presos políticos y las personas condenadas por organizar marchas pacíficas para defender la causa de su pueblo.

En ese sentido, la colombiana Ángela Correa exhortó al tribunal a crear una misión para que valore la situación de la violencia, principalmente a la que son sometidos los líderes sociales y sus familiares, y alertó acerca de los asesinatos de jóvenes comunistas, crímenes que son ignorados por el gobierno colombiano.

Como parte de este espacio de denuncia, el coreano Ri Cho Liu significó los daños causados por el bloqueo económico del gobierno de Washington a Corea Democrática, el cual pretende someter al país.

El testimonio del joven cubano Elián González Brotons, fue uno de los que más conmovió al público, pues en este tribunal de justicia narró cuanto sufrimiento causó en su familia la Ley de Ajuste Cubano, cuando solo tenía cinco años, una política por la cual perdió en el mar a su madre.

Recordar para no olvidar, es lo que pretende este tribunal antimperialista, cuya esencia radica en luchar con unidad y solidaridad frente al imperialismo, sacarlo de raíz, y demostrar que un mundo mejor, más que una utopía, puede hacerse realidad cuando hay jóvenes dispuestos.

Espacio de diálogo, integración y conocimiento es también Sochi 2017, una cita que reúne hasta el día 22 a más de 20 mil jóvenes y estudiantes de todo el orbe que buscan también hacer realidad los sueños y no precisamente de un solo país, sino a favor del planeta y su gente.

Resaltan en Sochi importancia de la unidad de estudiantes

Jóvenes de varias naciones resaltaron hoy en esta ciudad la importancia de la unidad de los estudiantes de todo el planeta para lograr el acceso gratuito a la Educación y lograr otros avances a nivel global.

En un intercambio sobre movimientos estudiantiles, realizado como parte del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, la cubana Niubis García Otaño destacó que este certamen debe marcar una pauta y constituir un impulso para fortalecer la lucha a favor de los educandos y de un sistema educacional de calidad en todos los países.

Aprovechemos este evento para pensar, unirnos y trazar un camino exitoso, con fidelidad a los principios y consecuentes con los momentos actuales, dijo la carismática dirigente, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, quien mencionó algunas conquistas de la Revolución cubana.

Raúl Palmero, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba, refirió diferentes momentos de la historia de esa organización, la cual tiene gran protagonismo en el país.

Mediante ejemplos de antes de 1959, año del triunfo de la Revolución, y de la actualidad, resaltó los logros educacionales en su nación, conseguidos gracias al enorme interés del gobierno en la preparación del pueblo, especialmente de las nuevas generaciones.

Rafael Bogoni, de Brasil y secretario ejecutivo de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes, manifestó que Cuba es un faro, por todo lo conseguido, lo cual contrasta con otras realidades en muchos países, donde alumnos y profesores hacen huelgas y sufren muchas dificultades.

Representantes de Portugal, Corea del Norte, Rusia, Alemania y otras partes también hablaron sobre conquistas y sueños, en un largo intercambio que se extendió durante unas tres horas en el centro donde se realizan las sesiones de trabajo en este Festival, el cual concluirá el próximo día 22.

En el programa del certamen, este miérçoles sobresalió un tribunal antiimperialista y el seminario Analfabetismo en el siglo XXI y la lucha por su erradicación.

Unos 290 cubanos, incluidos los invitados, participan en este importante evento, el cual incluye a unos 20 mil jóvenes progresistas de 150 países.