Camagüey.- Como anunció Adelante digital hace algunas semanas, este 15 de junio comenzaron en todo el país los debates populares sobre el futuro de la nación; encomienda que nos legara la cita partidista del pasado abril.

En el territorio, los jóvenes iniciaron una etapa (hasta el 20 de septiembre) que debe caracterizarse por el análisis, la reflexión, la polémica certera en torno a la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 ( la discusión de este último quedó pendiente para la semana próxima).

Y así ocurrió con los dirigentes estudiantiles de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz. Independientemente de las necesarias modificaciones, adiciones o supresiones a los documentos, los muchachos pensaron Cuba.

Antonio Jomarrón Roldán, estudiante de cuarto año de Informática y secretario de deporte del ejecutivo de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), con respecto al párrafo 29 de la Conceptualización... insistió en mejores estrategias para lograr ubicaciones laborales en sintonía con la formación del egresado. Eduardo López Leyva, miembro del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba, coincidió en que ese hoy aún constituye un obstáculo que propicia la permuta a oficios de mejor remuneración.

En el párrafo 37 Yanet Lezcano Araújo, presidenta de la FEU en la “Ignacio Agramonte”, consideró oportuna la inclusión “del papel de las universidades en el desarrollo social del país; apoyamos la solución de los problemas concretos de los territorios”.

Con respecto a los principios que sustentan nuestro proyecto de país, Enrique Espinosa Sifontes, secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas en la Universidad, sostuvo la pertinencia de agregar (en el párrafo 57) la herencia del papel protagónico del pueblo, más allá de conceptos y figuras.

También razonaron sobre la igualdad, la libertad de expresión, los valores morales, el deber cívico de proteger los recursos naturales, el control eficiente para evitar la escasez de productos y artículos de alta demanda por acaparamiento, el uso inteligente de las nuevas tecnologías, la Revolución “de todos los cubanos”. Otro reclamo tuvo que ver con el mayor acceso a la información pues “para poder opinar, y ser entes activos, hay que conocer”, expusieron.

Según López Leyva fue una jornada intensa en la cual los muchachos propusieron, aportaron, discreparon; “es un privilegio que nuestras primeras imágenes del proceso lleven el sello de ustedes, responsables del mañana”.

En Camagüey sucederán alrededor de 3 500 reuniones que agruparán a más de 129 000 personas, también con el deber de analizar los Lineamientos aprobados hasta el 2021.

{flike} {plusone} {ttweet}