GUÁIMARO ,CAMAGÜEY.- Entre las obras a recuperar en el municipio de Guáimaro en homenaje al Día de la Rebeldía Nacional figura la escuela primaria Irene Muñoz Saavedra, joya educacional construida por la Revolución en la comunidad La Carbonera en 1986, y que ya mostraba una notable afectación en la mayoría de sus instalaciones.

Según informó a Adelante Digital la MS. c. Alina Mederos Estrada, su directora, los mayores problemas del centro se localizaron en las puertas y ventanas de madera de sus ocho aulas --totalmente deterioradas-- que en estos momentos las cambian sus trabajadores, entre ellos 16 docentes y nueve de servicios, con la colaboración de la comunidad y la Unidad Básica de Producción Cooperativa 4 de Abril.

Con una matrícula de 61 alumnos en los seis grados de la enseñanza primaria, esta es su primera reparación luego de 31 años formando a las nuevas generaciones del territorio. El financiamiento general de la obra, digno homenaje a Fidel y a la Generación del Centenario, superó los más de 10 000 pesos en moneda nacional.