Elecciones en Cuba


El Colegio Electoral # 2 de la escuela Ana Betancourt de Mora tiene una historia singular, los hermanos Javier y Cristian Francis Sánchez junto a su madre Ada, fungen como autoridades electorales...

Leer más...

Pioneras historias de unas singulares elecciones

Muchos no nos comprenden, algunos dicen que son un show, una pantalla, pero lo cierto es que esta pequeña isla, su gente, su pueblo da lecciones, nuevamente, al mundo de un proceso transparente.

Leer más...

Elecciones en el pueblo que un día fue “capital” de Cuba

Carlos Alfonso Fernández lo recuerda tan bien como si hubiese sido ayer y no cincuenta y un años atrás, en medio del lluvioso septiembre de 1966, cuando por unas horas su pueblo natal fue la capital de Cuba.

Leer más...

Enia Ronquillo Árias ya tiene 77 años, ella vino al mundo en el ya lejano 1940, que pertenece a otro siglo y también, por suerte, a una realidad política que ya es historia en Cuba.

Leer más...

Raquel: el ayer no puede regresar

Hoy con 74 años imparte Historia a los jóvenes en la Universidad de Camagüey y ella misma, quizá, sin quererlo es historia viva desde que se alistó en las primeras elecciones del Poder Popular.


El voto fidelista por la Revolución

La diputada Isabel González Cárdenas, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Camagüey, tras ejercer temprano su derecho al voto.


Voto de confianza

Seis de la mañana, aún no amanece y ya Johavel aguarda en las afueras de su colegio electoral. Tiene solo 12 años y espera ser el primer guardián que tenga la urna cuando llegue el primer votante una hora después.


#PorCuba, en presente y futuro

Mucho antes de lo habitual,está abierta la barbería-peluquería en el edificio de doce plantas de la avenida Finlay. No están los carteles de belleza, las tijeras, los sillones para pelar, ni siquiera los trabajadores que arrendan el local. Es domingo, 26 de noviembre de 2016, y los días de comicios son diferentes.


Camagüey: Amanecer en el Colegio #4

No habían salido los rayos solares aún cuando los vecinos del Colegio #4 ya estaban en el local más conocido por CENICA: unos terminaban la guardia de la noche anterior y los más esperaban la apertura de la siete de la mañana para votar.