CAMAGÜEY.- Giselle González García y Cristian Alejandro Hernández Ley, pioneros de 8 y 9 años de edad respectivamente, estudiantes de la escuela primaria Enrique José Varona del municipio Camagüey, se levantaron muy temprano este domingo 11 de marzo para custodiar las urnas en el Colegio Electoral No.5 de la circunscripción 150 de la capital provincial.

Su corta edad seguramente no les permite comprender toda la magnitud de los comicios generales que vive hoy Cuba, mas saben que su aporte, aunque ya habitual para los cubanos, es muy importante.

“Me tuve que levantar más temprano hoy porque cambiaron la hora y a mi me tocó el primer turno, a partir de las 7 de la mañana- asegura tímido Cristian. Me gusta participar porque sé que es importante para la Revolución, es para tener una Patria más hermosa y soberana. A mi me lo explicaron en la escuela, y yo estoy aquí voluntariamente”.

Giselle asegura que le gusta decir -votó- cuando las personas ponen las boletas en las urnas. “Al pasan junto a nosotros nos saludan, nos dicen buenos días y nos felicitan por estar de guardia allí. Cuba es algo grande para nosotros, es nuestro país. A mi siempre me gusta participar en todo y me gusta cantar en los matutinos de la escuela”.

Aunque para nosotros los cubanos el hecho de que nuestros niños , niñas y adolescentes custodien las urnas en las diferentes etapas de las elecciones es un hecho natural, no se puede dejar de reconocer que este acto nos distingue del resto del mundo y simboliza la confianza en las nuevas generaciones y la seguridad ciudadana.

Los pioneros en el archipiélago participan como guardianes de las urnas desde 1976 y para participar en este proceso cuentan con la aprobación de sus familiares y representantes.

De esta manera, se logra que desde muy temprana edad se involucren en el proceso electoral y cuando les llegue el momento de ejercer su derecho al voto, a partir de los 16 años, ya estén familiarizados con el proceso.