LA HABANA.- El actual proceso electoral cubano confirma, una vez más, la existencia en nuestro país de un sistema de democracia participativa distinto al de otras naciones, afirmó en esta capital el Doctor en ciencias Luis Solá Vila, profesor de la Universidad de La Habana (UH).

En Cuba se parte del principio de que la mitad de los candidatos al Parlamento se conforma por los delegados de las Asambleas Municipales nominados y elegidos por los electores, en tanto la otra parte sale de las propuestas realizadas por las organizaciones de masas a todos los niveles, comentó.

Solá Vila se refirió así en específico a los comicios del 11 de marzo, cuando serán electos los diputados al Parlamento y los delegados a las asambleas provinciales del Poder Popular.

Entonces, más de ocho millones de cubanos están convocados a las urnas, en lo que constituirá una nueva victoria de la Patria y el Socialismo, aseguró el jurista, quien esta semana recibió en el Aula Magna de la UH el Premio Nacional de Derecho Carlos Manuel de Céspedes, instituido en homenaje al primer Presidente de la República de Cuba en Armas.

Manifestó su certeza de que un ejemplo de ello será el 19 de abril entrante, cuando está prevista la constitución del Parlamento, la elección de su Presidente, Vicepresidente y Secretario, y de los miembros del Consejo de Estado.

Solá Vila exaltó el significado de esa fecha, cuando se cumplirá el aniversario 57 de la derrota en menos de 72 horas de la invasión por Playa Girón, en la provincia de Matanzas, de una brigada de mercenarios armada, entrenada y transportada por Estados Unidos, por lo que tuvo que pagar una indemnización.

De acuerdo con el cronograma de la Comisión Electoral Nacional (CEN), el 25 de marzo entrante serán creadas las asambleas provinciales y la elección de su Presidente y Vicepresidente.

A diferencia de la primera etapa del proceso, cuando cada elector votó por sólo un candidato a delegado de circunscripción, ahora lo podrá hacer por uno, varios o todos, según Marina Capó Ribalta, vocal de la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Para ello habrá dos boletas, una verde para elegir a los diputados al Parlamento, y la otra blanca para los delegados a las asambleas provinciales.