LA HABANA.- Cuba resiste y es capaz de articular la colaboración y relaciones internacionales a pesar del bloqueo impuesto por los gobiernos de turno de Estados Unidos, aseguró hoy el investigador Juan Cordero, quien participa en la IV Conferencia de Estudios Estratégicos con sede en esta capital.

En la tercera jornada de ese seminario organizado por el Centro de Investigaciones de Política Internacional(CIPI), Cordero detalló que la llegada al poder de Donald Trump recrudeció el cerco estadounidense. La actual administración de Washington, señaló, reactivó la política anterior al gobierno de Barack Obama.

El investigador del CIPI agregó además que la apertura a un proceso de negociación con el gobierno de Obama posibilitó a sectores de la nación norteña comprender los beneficios de un cambio de política hacia la isla.

"No quiere decir que la política de Obama haya sido mejor, pero los avances en el proceso de negociación durante ese mandato fue expresión de la posibilidad que tenía EE.UU. de rectificar una política fallida hacia Cuba, sin embargo, Trump ha tratado de revertirlo todo", subrayó Cordero.

La víspera el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, denunció la maniobra de la misión de EE.UU. ante la ONU, la cual circuló un documento con enmiendas al proyecto de resolución que presentará Cuba a la Asamblea General de las Naciones Unidas el próximo día 31 para exigir el fin del bloqueo económico, comercial y financiero.

"#EstadosUnidos inicia una nueva maniobra política, con fines propagandísticos contra #Cuba para manipular a la opinión pública, a los Estados y debilitar el apoyo de la comunidad internacional a la Resolución contra el bloqueo. #NoMasBloqueo #YoVotoVsBloqueo", escribió Díaz-Canel en su cuenta de Twitter.

El cerco de Washington a la mayor de las Antillas es una medida unilateral y según un informe preliminar de la cancillería de las isla, ha generado un costo en daños equivalente a 933 mil 678 millones de dólares.

La IV Conferencia de Estudios Estratégicos que concluye hoy aborda en su tema central las complejidades de un orden internacional en transición: amenazas, desafíos y oportunidades.

En la cita participan especialistas de 16 universidades cubanas y extranjeras, además de 11 centros de investigación.