CAMAGÜEY.- En estos tiempos, conocer las “entrañas del monstruo” también debe significar conocer y condenar todo lo que encierra vivir más de 50 años bajo los males del bloqueo económico, comercial y financiero y por ende de la retórica anticubana que renace con más fuerza luego de la llegada a la Casa Blanca de un gobernante republicano, el presidente Donald Trump.

De allí que incontables experiencias de estudiantes y profesores de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, se escucharon este martes durante intensos debates desarrollados en la audiencia pública que contra el bloqueo acogió en la mañana la alta casa camagüeyana.

Los presentes alzaron sus voces contra esta cruel e injusta política de los Estados Unidos para ahogar a nuestro país con argumentos sólidos sobre las afectaciones al turismo en Cuba. En ese sentido, la joven Elizabeth González indicó que la cadena Trump International que invierte en la región de Panamá, niega la posibilidad de emplear a personas de origen cubano.

Por su parte, Yeraldo Gutiérrez Martínez, estudiante de Ingeniería Mecánica explicó que “para asistir junto a otro alumno a un intercambio académico en México gracias a una beca por sus resultados en un concurso de Energía Renovable surgió la imposibilidad de que nuestra universidad pudiera realizar transacciones en moneda estadounidense por las leyes del cerco financiero impuesto desde 1962.

Más adelante, el vicepresidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en la (UC) Juan Pablo García Blanco, se refirió a la dificultad para la obtener los recursos y materiales para el óptimo desarrollo en las aulas y las trabas que como consecuencia impone el bloqueo al intercambio académico con otras instituciones universitarias.

Los estudiantes angolanos también estuvieron presentes en esta cita, pues esta política los afecta en el momento de realizar transferencias o recibir dinero de sus familiares. A pesar de eso y de las carencias que el Estado Cubano presenta nunca la Revolución jamás les ha cerrado las puertas para su formación estudiantil y profesional.

Cuba y Estados Unidos comenzaron su camino público hacia la normalización el 17 de diciembre de 2014, cuando el propio Barack Obama reconoció el fracaso de la política de bloqueo hacia Cuba, sin embargo continúa este acto genocida que injustamente afecta todos los sectores socioeconómicos del país.