Soy campesino, ganadero: de los que ordeñan la vaca y andan a caballo

Entre los guajiros que estaban aquel domingo en Las Colinas, en Guáimaro, Camagüey, había muchas cosas en común: sombreros tejanos, camisas con y sin cuadros, pantalones de mezclilla, vocación y actitud, esa que no se viste pero se lleva de igual forma a la vista de todos.