Casi 80 jóvenes están matriculados en la Universidad en aulas de onceno grado, para acogerse, el próximo curso, al beneficio de no hacer exámenes de ingreso, para acceder a especialidades relacionadas con el magisterio.