Si vives en esta laberíntica ciudad, seguramente has transitado por la calle República. En esa arteria camagüeyana, la galería-restaurante Qbanísimo ofrece una combinación perfecta entre arte y cocina.

Leer más...

Hotel de Guáimaro, ¿nuevo o reformado?

Al viajar hacia las provincias orientales de nuestro país, el obligatorio paso por Guáimaro, mi pueblo natal, era solo una parte más del camino; o iba dormido, o escuchando música, o simplemente ensimismado pensando en mis cosas; pero en mi último viaje, a la salida de este pueblo, algo captó mi atención.

Leer más...

Este pediatra consulta a pie de obra

A Florida le nace mucha gente popular. Cito ejemplos con la agrupación autotitulada de “Maravilla” y el olímpico grupo Rumbatá. También allá hay un hombre orquesta que merece ovaciones tremendas, porque su concierto cotidiano es la sinfonía por la vida desde el hospital pediátrico: El doctor Nelson del Sol Serrallonga.

Leer más...

Entre colores y papeles, pintando a Cuba

Otra vez la camagüeyana Marianna García Riverón, con sus nueve años de edad, “dibuja a Cuba”. Hoy recibe en la escuela primaria Conrado Benítez un premio nacional por su dibujo para el concurso El Minint y yo.

Leer más...

¿Normales o anormales las lluvias registradas en Camagüey?

Muchas personas se sintieron atraídas por las continuas lluvias registradas sobre la ciudad de Camagüey y en otros puntos de la provincia durante parte de abril y comienzos de mayo.


“Una razón de vida”

El ruido de la máquina de escribir era la melodía las 365 noches del año, fuesen frías o cálidas, ella estaba allí bajo los dedos infatigables de un padre. El sonido de sus teclas alimentaba los corazones de Bárbara y Gilberto Valdés, los pequeños que comenzaban a enamorarse del bailar de las palabras y las informaciones.


Con corazón de madre

A sus 60 años ha sido madre muchas veces. Por más de 40 ha ensayado, actuado y vuelto a ensayar ese arte en el que, dice, nunca se acaba de aprender.


La mejor cosecha de Saraí

Saraí lamentó muchísimo que el camino de entrada a su finca La Deseada estuviera casi intransitable por los muchos días de lluvia que nos han acompañado en las últimas jornadas. Ella quería enseñarnos la tierra que la ocupa de sol a sol y que la enorgullece.


Una cubana más

La protagonista de esta historia es una alemana de 28 años, aunque aquí en Cuba se siente una cubana más. Stephanie Remus actualmente es estudiante de la Universidad Libre de Berlín, allí cursa la especialidad en Estudios Latinoamericanos.