CAMAGÜEY.- Como todos los pioneros cubanos, ellos celebraron este 4 de Abril en sus escuelas por la mañana y... en la tarde, las mamás del Hogar de Niños sin Amparo Familiar los llevaron al parque de diversiones Camilo Cienfuegos, donde esperaban a sus amigos de Florida.

“Montamos en los aparatos, tomamos helado, comimos cake, jugamos, la atención aquí es muy buena cada vez que venimos”, dijo a Adelante digital Maida María Vázquez Rey. Pero... ¿A qué se debe tanto festejo?, indagó esta periodista como si no supiera qué pasaba, y casi a coro un grupo contestó que se debía al 4 de Abril, la fiesta de los pioneros.

--¿Y qué es para ti ser pionero?

-- Representar a la Revolución, es un derecho y un deber. Un derecho porque tenemos el privilegio de estudiar, que otros niños en el mundo no lo tienen; y un deber porque no podemos ser unos vagos, tenemos que alcanzar el grado doce para poder escoger una carrera que te guste y te asegure el futuro.

Gabriel Jesús Nieves ViamonteGabriel Jesús Nieves ViamonteAsí contestó Gabriel Jesús Nieves Viamonte, que estudia el séptimo grado en la secundaria básica Javier de la Vega.

-- ¿Cuáles son tus compromisos como pionero?

-- Cumplir con la patria, ir a la escuela y sentirme un hijo orgulloso de esta tierra por la que muchos mambises sacrificaron su vida.

-- ¿Qué actividades organiza en tu escuela la Organización de Pioneros José Martí?

-- Acampadas, actividades recreativas, caldosas, se recogen materias primas. Hoy se hizo una competencia por el piso más bonito, que correspondía a cada uno de los grados: 7mo., 8vo. y 9no., y el que más lindo lo dejara tenía un estímulo.

-- ¿Tiene alguna significación este día para ti?

-- Hoy es un día maravilloso, es el día de nosotros y podemos divertirnos, pasear. Nos dedican muchas actividades. A mí me gusta mucho.

Y HUBO MÁS...

El Hogar camagüeyano de niños sin amparo familiar cuenta con una docena de pioneros. Hasta su sede llegaron también hoy estudiantes angolanos de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, interesados en conocer sobre su vida en la institución que los acoge e intercambiar con ellos.

Según su directora Margarita Díaz Díaz, la mamá de todos los “pollitos”, este fue un primer paso para estrechar los lazos de amistad entre su país y la casa porque ellos quieren continuar el acercamiento.

“Los niños cantaron, bailaron, les demostraron muchas habilidades, y es que cuando ellos alcanzan la mayoría de edad se les entrega una casa, y es nuestro deber enseñarlos desde ahora a desenvolverse en la vida y hacerse independientes. Por eso, de vez en cuando, limpian la casa, friegan, lavan y planchan algunas ropitas, los más grandes fríen las viandas. En esta misión hay que tener mucho amor, paciencia y comprensión con ellos”.

ninos2ninos2

En eso de entregarse reconoció todo lo que pone el Estado a disposición de estos pequeños y el apoyo de la dirección del parque Camilo Cienfuegos, que siempre los recibe con los brazos abiertos.

“Un día los vimos aquí, me los presentaron, y desde entonces los apadriné, porque todo el que se sienta padre sabe que es poco lo que hagamos por estos niños”, comentó Víctor Castro Morales, director del parque, quien anunció además la buena noticia de que les entregarán como un carné para que acudan a la instalación y disfruten gratuitamente de sus servicios cada vez que lo deseen.

Sudados, embarrados de merengue, con ampollas en los pies... regresaban a casa después un intenso día de celebración, estos pioneros que cada día asisten a la escuela con el compromiso de cumplir su promesa de ser como el Che.