También existe el término tendedera, empleado popularmente con otra acepción. Juro que por mucho que indagué nadie supo responder quien bautizó con ese nombre la alambrada, estirada de un poste cualquiera y que cuelgan ilegalmente en varias casas, lo mismo en la ciudad que en el campo, para llevar el fluido eléctrico y alumbrarse, incluso, instalar equipos electrodomésticos.

Este tipo de tendedera empezó a proliferar en los años 80 del pasado siglo por la tolerancia de los funcionarios que debieron frenar la ilegalidad. Tomó cuerpo y en todos los municipios de la provincia apareció este fenómeno que es imposible resolver de un día para otro.

Como siempre el Estado, crisanto buena gente, ha tenido que asumir la solución del problema. Al decir de un colega: es legalizar una ilegalidad, pero no queda otra alternativa que saldar la cuenta en la provincia de las existentes. Suman 1 295 las computadas por la Empresa Eléctrica que agrupa a unas 17 000 personas.

De los efectos negativos de las tendederas para el Sistema Electroenergético Nacional (SEN), el ingeniero Yoelbis Sollet, director general de la Empresa Eléctrica Camagüey, citó las pérdidas que ocasiona por conectarse ellas a las redes con cables inadecuados, no ser especialistas los que ejecutan los empates y lo que deriva el aumento de la resistencia y por allí las pérdidas, reiteró.

Otro tanto ocurre: daña los transformadores por no tener en cuenta la cargabilidad o la capacidad asimilable de viviendas, equipos de alto valor en el mercado y de no fácil adquisición.

No pueden eliminarse al mismo tiempo

De ahora en adelante no debe admitirse una justificación más. La Revolución desde que triunfó ha hecho un esfuerzo extraordinario en el campo de la electrificación como un componente importante para reducir las desigualdades entre la ciudad y el campo. Camagüey acumula un 97% de viviendas con electricidad.

¿Qué ocurre? Con las tendederas surgen las quejas: de bajo voltaje, de que se ha imposible utilizar los equipos, en fin, un gran dolor de cabeza para los gobiernos locales que empiezan a recepcionar quejas de los electores en las reuniones de rendición de cuenta del delegado del Poder Popular y así viene entonces: subir planteamientos.

Llegará el momento en que se solucionen todas. Nadie imagine que eliminar las tendederas se resuelven solo con deseo. Cuando le diga lo que cuesta una por los recursos materiales que lleva, de tener que pagarlos de su bolsillo, pondrían el grito en el cielo.

El máximo directivo de los eléctricos en el territorio dijo que la cifra de tendederas no hay razón para que aumenten, primero, porque están cortando las nuevas que aparezcan y a la vez denunciando a los autores para instruirlos ante los órganos de justicia, previa coordinación con la fiscalía por quebrantamiento de las regulaciones establecidas en el país.

Un kilómetro de línea eléctrica, sin transformadores y otros componentes cuesta 15 000 dólares, mientras eliminar una tendedera, acorde con la longitud y el volumen de recursos oscila entre $40 000 y 100 000 pesos, de ellos el 48% en cuc aseguró el ingeniero Guillermo González Carracelas, especialista principal en inversiones de la entidad.

Los principales recursos utilizados para eliminar las tendederas son los postes de 30 y 36 pies, conductores eléctricos de cobre y aluminio, transformadores, metros contadores de energía, los cables tensores y anclajes para la retención de las tensiones, herrajes de sujeción de todo tupo y los aisladores, actualmente deficitarios en el país.

La propuesta de eliminación se define luego de un levantamiento realizado en cada municipio por las organizaciones básicas eléctricas, con la participación del área técnica y comercial, oportunidad en la que se define la cantidad de viviendas en la tendedera, posibles a electrificar y los principales recursos para la solución, con un costo estimado, no mayor a $1 800 pesos como promedio por vivienda.

Lineamientos de la Unión Nacional Eléctrica (UNE) definen, en primer orden, resolver aquellos asentamientos alimentados de tendederas, situados en zonas urbanas, semiurbanas y rurales. Las viviendas aisladas y distantes, o que los lugares son complejos, se propone la posibilidad de electrificar a través de otras fuentes renovables de energía, aspectos ventilados en estrecha coordinación con los Consejos de Administración Municipales y el conocimiento del Consejo de la Administración Provincial, instancia en la que se definen las prioridades.

La radiación solar

En el último programa radial: Sin Rodeos, Jorge Luis Tapia Fonseca,miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario en la provincia , estimó la utilidad de la explicación oportuna y el esclarecimiento de los principales asuntos que tienen que ver con el servicio eléctrico, mediante un sistema de trabajo con otros organismos que participan en el desarrollo de las inversiones, reparación y mantenimiento.

El dirigente político señaló que eliminar las tendederas implica inversiones millonarias y que el país se ha propuesto resolver este problema, pero que es bueno explicarle a la población las vías y los procedimientos, objetivo que trata de cumplir el presente reportaje.

Este año los vecinos de los asentamientos Barranco y Los Gagos, en Guáimaro; del Camino de la Torre, en Florida; y los residentes en los predios de la universidad, de Sánchez Soto y de la Calle Segunda en Salomé, en la ciudad de Camagüey; y del Polígono en Santa Lucia, de Nuevitas, han comprobado que a sus tendederas se les tendió el cerco y mejoró la calidad del servicio.

Los de Cuatro Caminos y Hato Potrero, en Najasa; Platanal, en Minas; Puente Sibanicú, en el municipio de igual nombre; de San Pablo y Rabelo, en Carlos Manuel de Céspedes; Las Delicias y La Mina, en Jiamaguayú: Los Ángeles Viejo, en Vertientes, no deben desesperarse.

Antes de octubre estos lugares como Pasaje C La Ceiba, calle Quinta y Séptima al final, la Esperanza y Fanguito, todos en el municipio Camagüey correrán similar suerte con la confianza de que la Revolución no abandona a sus hijos.

A los lugares apartados la electrificación llegará mediante paneles solares, una opción que se va imponiendo en el mundo ante el agotamiento de los recursos fósiles y como base del desarrollo sostenible.

Recordemos lo que ha dicho en ese sentido el Doctor en Ciencias Técnicas y presidente de CUBASOLAR y miembro de la Academia de Ciencias de Cuba, Luis Bérriz Pérez, de que por su disponibilidad, la radiación solar puede abastecer totalmente las necesidades energéticas del mundo indefinidamente.

Un dato más que elocuente: en territorio cubano se recibe 1 800 veces más energía solar que toda la energía que produce el petróleo que se consume y es esa fuente la que sostiene el equilibrio térmico y permite la vida en el planeta.

{flike} {plusone} {ttweet}