¿Cómo anda el asunto en el planeta?

informe sobre la situación mundial de la seguridad vial (PDF)

Nos guste o no es preciso citar algunas cifras. Comenzaré por mencionar cómo está la cosa en la “aldea global”, donde anualmente los guarismos que ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobrepasan los 1, 3 millones de muertes por accidentes de tránsito, con pronósticos de cerca de 2 millones para el 2020. El 80 por ciento de esos fallecidos -incluidos los peatones atropellados - se concentran en los países en vías de desarrollo, los que aproximadamente poseen la mitad de los vehículos existentes en el mundo.

Según la citada fuente, los traumatismos por accidentes de tránsito pueden prevenirse y son los gobiernos de cada nación los principales encargados de adoptar un grupo de medidas para abordar la seguridad vial de forma integral, lo que requiere de la participación de sectores como Transporte, Policía, Salud y Educación, quienes están llamados a velar por la reparación, mantenimiento y señalización de calles y carreteras, el estado técnico de los vehículos y el comportamiento de los usuarios de la vía pública.

Otros datos adicionales. Las lesiones causadas por estos desastres constituyen la causa principal de muerte en las edades entre 15 y 29 años y la mitad de estos fallecidos en el mundo son usuarios de la vía pública, es decir, peatones, ciclistas y motociclistas. Solo 28 países en los que viven 416 millones de personas – 7 por ciento de la población mundial – tienen leyes relacionadas con los cinco factores fundamentales de riesgo: el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, la utilización de los cinturones de seguridad, el uso de cascos por los motociclistas y el empleo de medios de sujeción para los niños.

Lo que ocurrió en Cuba en el 2014

El año que recién pasó Cuba lo cerró con 665 víctimas mortales, 63 más que en el 2013. En este crecimiento incidieron de forma directa los accidentes masivos, en los que perdieron la vida 78 personas y 899 resultaron lesionadas. Para que se tenga una idea del   incremento de la peligrosidad en los accidentes de tránsito en este 2014, los muertos en este tipo de desastres suman 8 por cada 10 de estos lamentables sucesos.

Diversas han sido las causas y citaré solo algunas: el aumento considerable de equipos que circulan con problemas técnicos a lo largo y ancho de la Isla, casi siempre por un motivo u otro jugándole cabeza al “somatón”; animales sueltos en la vía, y aunque las autoridades locales han subido el número y la parada a las multas, la situación continúa manifestándose; infracciones de ciclistas y conductores de equipos de tracción animal, tales como no detener la marcha en los pares o circular en sentido contrario al tránsito y hacerlo además desde que oscurece hasta que amanece, sin respetar todo cuanto está establecido. Ha repercutido en la accidentalidad una serie de hechos vandálicos y referiré uno, el robo y/o destrucción de las señales, de manera más notable en la periferia de los centros urbanos que están alejados de las ciudades o a oscuras, así como en sitios de alta concentración de accidentes que están localizados a partir de estudios sistemáticos que hace la  Comisión Nacional de Tránsito.

Camagüey no se ha quedado atrás

Mucho se ha hecho en nuestra provincia para evitar los desastres propios de la accidentalidad, catalogado por los especialistas como una pandemia que azota a la mayoría de los países del mundo, y referiré en primer lugar la labor de prevención y educativa que realizan los miembros de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en los tramos de carretera de mayor peligrosidad de cada uno de los 13 municipios.

En un recorrido reciente por los municipios de Guáimaro, Sibanicú, Nuevitas, Sierra de Cubitas y Esmeralda el teniente coronel Osmani Villalobos Sainz, acompañado de otros experimentados oficiales de la Jefatura Provincial de Tránsito nos dijo: “El problema principal que afrontamos durante el pasado año con los accidentes lo causó la transportación masiva de pasajeros en ómnibus y camiones, sin dudas la mayor cantidad de muertos y heridos tuvieron que ver por adelantamientos indebidos en la vía y por desatención del control del vehículo.” (Ver tabla)

Años

 Accidentes

 Muertos

 Lesionados

  Daños

2013

   458

  50

 534

  $ 179 mil 347

2014

   528

  63

 602

  $ 235 mil 936

2015

   142

  16

 224

  $ 55 mil 210

       
         
         
         

Otro aspecto que llamó la atención de la comitiva fue el robo y deterioro de las señales verticales, tanto las metálicas como las de hormigón y acero, sustraídas por elementos antisociales para su lucro personal, la mayoría de ellas provenientes de una pequeña y eficiente fábrica ubicada en la Carretera Central, entre 20 de mayo y calle primera en esta ciudad; y las constantes violaciones de los medios de tracción animal.

Dos accidentes más por error humano

Los dos últimos accidentes que ocurrieron en el municipio Camagüey en este mes de abril se imputan a errores humanos, o sea, se pudieron evitar y según el coronel Villalobos Sainz sirvieron para empañar el trabajo en ascenso que tiene la provincia en el actual año.

El primero de ellos se produjo en la Carretera Central Este, frente al Jimbambay donde el conductor  de  una camioneta de Flora y Fauna perdió el control del vehículo con el saldo fatal de dos fallecidos. El otro en el Kilometro 5 de la Avenida Finlay, frente al reparto Francisco Paco Borrego, cuando un tractor con una pipa de agua invadió la senda del ómnibus que traía enfermos desde Sierra de Cubitas a los hospitales de la ciudad, obligando a su chofer a impactar un camión pipa que motivo se volcara resultando lesionadas otras 42 personas.

 

 

{flike} {plusone} {ttweet}