CAMAGÜEY.- Considerada por algunos como alternativa de pobres, la medicina natural es hoy una opción para el desarrollo, cada vez más empleada. Sus múltiples ventajas sobre otros fármacos: ingredientes no químicos, prácticamente nulas reacciones adversas y efectividad demostrada para casi todas las dolencias, elevan la demanda.

Según informó el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, en la última sesión de la Asamblea Nacional, en el 2018 se produjeron en Cuba 78 millones de frascos de 153 renglones de la también conocida como medicina verde. En Camagüey, la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas, además de asumir la comercialización minorista de artículos ópticos y medicamentos, produce y vende los de origen natural.

El licenciado Dixan Rojas Cruz, director general, explica que la provincia cuenta con dos centros de producción, uno en el municipio de Camagüey y otro en Nuevitas.

“En el 2018, el plan de producción fue de cuatro millones 917 000 frascos, y se alcanzaron cinco millones 180 861. En el actual la meta es de 200 000 más. Fabricaremos 103 tipos distintos, entre los cuales se incluyen algunos homeopáticos. A ello contribuyen, además de los dos centros, los 30 laboratorios ubicados dentro de farmacias, dos especializadas y la de homeopatía, radicada en la ciudad cabecera. A partir de su aceptación, nuestras obtenciones aumentan en un 2 % cada año”.

A LA SEMILLA

El laboratorio del Centro Provincial de Producción de Medicina Verde está avalado por el Centro Regulador de Medicamentos y Dispositivos Médicos. En funcionamiento desde 1992 y con 24 trabajadores, en el 2017 recibió una remodelación estructural y tecnológica, modernizándose los procesos y la indumentaria. Allí se realiza el 34 % de la fabricación del territorio.

“Procesamos la materia prima para los medicamentos que se dispensan en farmacias y centros asistenciales; realizamos control de calidad físico-químico a los servicios de esos centros”, explica Mario Filiberto del Valle, el especialista principal.

“Para la producción de medicina natural recibimos cosechas sin fertilizantes ni insecticidas. Al laboratorio nos llega todo el material vegetal debidamente empacado y seco”.

Una experta en este tema es Elizabeth Guerra Rodríguez, administradora y casi toda su vida trabajadora de la farmacia 655, especializada en Medicina Natural conocida como Martí y San Pablo, intersección en la que se ubica.

“Esta unidad inició su labor en los ‘90, por la situación que tenía el país. Honestamente, al principio pensamos que no tendría mucha aceptación. Con los años, la población ha hecho conciencia de su utilidad, incluso piden medicamentos en específico. Dispensamos grupos farmacológicos de expectorantes, antifúngicos, entre otros que han tenido gran aceptación de consumo. La mayoría sustituye la medicina convencional; por ejemplo, la tintura de naranja agria al 20 % puede usarse en lugar del Rutascorbín”.

IGUALES Y DIFERENTES

Dentro de la rama natural, la homeopatía tiene la peculiaridad de obtenerse a partir no solo de plantas, sino de elementos de todos los reinos de la naturaleza: vegetal, animal y mineral. Proviene de las esencias de esos componentes, y los medicamentos se fabrican de manera individualizada.

Así lo dice Estela Magdalena García Recio, de la farmacia de Homeopatía, en la céntrica calle Pobres, de la ciudad de Camagüey: “Elaboramos nuestros medicamentos según las indicaciones del médico especialista. Existen fórmulas generales que podemos vender sin prescripción, como algunos tratamientos para la obesidad, la adicción al cigarro, la gripe, la circulación; pero los más específicos sí requieren una consulta previa para observar sus características”.

Disponen de un local para atender a la población, y un aula donde se imparte docencia. Además, preparan y expenden terapia floral, cuyas materias primas son importadas.

“Esta es muy específica, la dosis y la fórmula dependen de las individualidades del paciente. Despachamos sin receta la número 39, que se usa para aliviar malestares producidos por estrés post-traumático, y la del examen, aprendizaje y concentración, muy demandada sobre todo por estudiantes”.

PARA PRODUCIR MÁS

El director de la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas informó que los jarabes anticatarrales, las cremas y los champús se encuentran entre los de mayor demanda. El Imefasma es el producto líder de ventas. Se solicitan menos las tinturas y los extractos fluidos.

“Se priorizan en el plan los más solicitados, pero dependemos de la materia prima. El suministro de las drogas secas (la planta procesada para la fabricación del medicamento) no constituye un problema, lo compramos mediante contratos con la empresa agrícola. En cambio, las cremas requieren como mínimo de cuatro componentes para la elaboración de la fórmula y actualmente tenemos déficit de uno”.

Rojas nos da una clave para que sanar al natural sea menos complejo aquí, y con ello, la oportunidad de contribuirles: otra de las carencias que los detiene es la falta de frascos vírgenes. Si la población los devuelve limpios en las farmacias, se pueden procesar y reutilizar.