CAMAGÜEY.-  Distribuido en más de una veintena de espacios naturales, terrestres y marinos, el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) en esta región oriental cubana tiene hoy en Limones Tuabaquey un sitio preferido para el ecoturismo.

El espacio ubicado a poco más de 30 kilómetros al norte de la ciudad de Camagüey, a unos 600 kilometros al este de La Habana. cuenta con uno de los principales ecosistemas locales, donde habita del ave nacional, el Tocororo, y la Cartacuba, al igual que la Cotorra y el Catey (dos especies de aves casi desaparecidas de la reserva ecológica).

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, la investigadora de la Unidad de Medio Ambiente del Citma en Camagüey, Ana María Rodríguez, se refirió a la prioridad que tienen espacios de importancia crucial, en especial en estos parajes ubicados en el norteño municipio de Sierra de Cubitas.

"Núcleos vitales para la biodiversidad como Limones Tuabaquey se mantienen en el foco de atención de los especialistas de Flora y Fauna. Por su importancia natural y sus atractivos, son visitados por un número creciente de turistas", expresó la especialista.

Entre los principales atractivos de la zona, sobresale el mirador el Hoyo de Bonet, con 90 metros de profundidad y 300 metros de diámetro, de altos valores naturales, únicos en el país, atractivo para los excursionistas, quienes deben atravesar paredones y una basta vegetación para arribar.

Los amantes del ecoturismo pueden apreciar además en la zona, la cueva ceremonial María Teresa, con estupendas pictografías aborígenes. Los dibujos antiquísimos se pueden ver también en otras cavernas: Matías y Las Mercedes, que junto a la primera, están nominadas ante la UNESCO como patrimonio de la Humanidad.

Especialistas, avalan que "las mismas fueron descubiertas mucho antes que las conocidas pinturas de la Cueva de Altamira, Santillana del Mar, Cantabria, España", según el investigador camagüeyano, Lázaro Najarro.

Entre las entidades encargadas del control del SNAP en Camagüey figura el Ministerio de Ciencia y Tecnología y Medio Ambiente (Citma), cuyos especialistas se encargan de la supervisión de Parque Nacionales, Reservas Ecológicas, Refugios de Fauna, y Elemento Natural Destacado.

En la localidad más extensa de Cuba, con más de 16 mil kilómetros cuadrados, otros tesoros se protegen como la Reserva Nacional para flamencos, Río Máximo, en la costa norte del territorio; que incluye a su vez los Humedales de Cayo Romano, donde se prohíbe matar o apresar a esta especie.