NUEVITAS, CAMAGÜEY.- La bloquera de Nuevitas, sitio de donde salen los más diversos elementos para la construcción de viviendas y de otras obras sociales del norteño municipio es como una suerte de hada. Primero, por contar con un colectivo que no anda con miramientos de horas que haya que trabajar.

Hace poco más de dos años, Iris Pedroso Seara llegó allí, y sus compañeros lo exclaman con orgullo: “no hay quien le eche un pie delante”. ¿Qué obrero se resiste a no secundarla viéndola cargando bloques hacia los palets, de pareja con un hombre.

Según Magali Ramírez George, responsable de recursos humanos del establecimiento, Iris es multifacética: “Si hace falta ocupar  un puesto de custodio, búsquela”, mientras recordó que no le faltó la disposición para impulsar la remodelación del tejar de Cascorro, en Guáimaro, donde se destacó.

No hay quien la obligue a tomar el transporte para trasladarse desde su hogar en Pastelillo hasta la bloquera, una distancia de ida y vuelta de 10 kilómetros. “A mí me gusta caminar”, responde con una sonrisa en los labios.

En un aparte con la prensa, Aramís Matos, vicepresidente del Consejo de la Administración Municipal, ofreció detalles ilustrativos de la  importancia de los renglones que el centro, adscrito a la Empresa de Materiales de la Construcción del Poder Popular, elabora.

“Produce elementos  de pared como bloques de cerramento de 10 y de 15, de techo, vigas, losas prefabricadas, lavaderos y tanques para agua”.

Los destinos  de los materiales están definidos: primero, los subsidios, después los afectados por huracanes; tercer lugar créditos, y el 20 % para el CAM y el empleo en obras sociales.

De esta industria salieron los tanques  empleados en solucionar el acceso para agua y otros materiales, como bloques, para construir los baños en la playa Santa Lucía, financiado por Comunales.

A Nuevitas le valió, con la cooperación de esta planta, ocupar la categoría de bien junto a Sierra de Cubitas en la última comprobación nacional de la Autarquía.

No puede ser de otra manera. Día a día se chequea la marcha del programa de ejecución de viviendas. Se anticipan en conocer la existencia de materiales para que nada los sorprenda y garantizar los cronogramas de obras.

Quedan insatisfacciones, de no contar una que otras veces con los áridos de resistencia, pero la mentalidad que reina en Nuevitas es de convertir estas acciones en un soporte para el desarrollo.

Datos que ilustran:

-Tanques para agua de 1 000 litros más de 250 con un costo que fluctúa en 450 pesos cada uno.

-Producción mensual de 15 000 bloques  de 15 y 5 000 de 10.

-Capacidad productiva para hacer dos techos de 25 metros cuadrados diarios.

-Las llamadas casas de madera y bloques, bautizadas por la empresa agropecuaria como petrobloques, fueron edificadas con bloques de aquí.

-El plan en valores del año es de 214 650 pesos.

-El plan de viviendas del 2018 es de más de 300, cifra que representará más viviendas  que en los cinco últimos años juntos en ese territorio.

-La ejecución de las viviendas cuenta con el concurso popular.