SANTA CRUZ DEL SUR, CAMAGÜEY.- Santa Cruz del Sur es un territorio enfrascado en concretar sueños para elevar el bienestar social y económico de sus habitantes, y en ese empeño tiene protagonismo el Centro Universitario Municipal (CUM), que desde hace unos años acomete diferentes acciones para fortalecer el desarrollo local de la urbe.

La revisión o nueva escritura de los proyectos, el asesoramiento metodológico a muchos de los que están en práctica o en vías de ejecución, la capacitación de las estructuras de dirección que los coordinan y, y el chequeo del cumplimiento de sus objetivos y resultados, clasifican entre las funciones que docentes y alumnos realizan en dúo o en solitario, en dependencia de la magnitud de la empresa o sector que atienden.

“Actualmente llevamos brigadas formadas por estudiantes y profesores que poseen talento artístico, profesional o aficionado, a las comunidades complejas, donde además impartimos charlas educativas para formar valores y entrevistamos a familiares con dificultades en su calidad de vida”, explica Luis Ruiz Martínez, director del CUM.

Es difícil que exista bienestar social si no se coloca la educación de los seres humanos como prioridad para la formación de hombres y mujeres de bien. Y en ese sentido el claustro del CUM también coordina y supervisa eventos científicos de alto nivel e imparte postgrados, cursos, clases metodológicas en las escuelas primarias y secundarias sureñas para que sus maestros perfeccionen las clases y obtengan herramientas para la investigación.

Foto: Del autorFoto: Del autor

TRIDENTE PERFECTO 

Universidad, empresas y Gobierno tienen el propósito de echar a andar una amplia maquinaria de proyectos que, a corto y largo plazo, aportarían al desarrollo socioeconómico y cultural del territorio; entre ellos, el denominado Complejo Parque-Pista, al que tributarán otras entidades como la alimentaria, comercio e industria local.

Al decir de Rafael Alcalá Rodríguez, vicepresidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, “la iniciativa es crear en el centro de Santa Cruz del Sur una variada zona comercial que aglutine diferentes ofertas y servicios para los ciudadanos, posibilite acceder en un solo lugar a los alimentos, líquidos y a la reparación de equipos, así como disfrutar de las opciones de navegación y correo que brinda Etecsa. La idea no es una utopía, es una realidad que investiga y escribe el CUM y cuenta con el apoyo del Gobierno”.

Por su parte, la Unidad Empresarial de Base para el Cultivo del Camarón (Cultisur) se suma con un proyecto internacional del VLIR, llamado Mejora Sostenible de la Larvicultura en Cuba, en el que participa el centro municipal y las facultades de Ciencias Agropecuarias y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Camagüey  Ignacio Agramonte Loynaz y que es financiado por la Universidad belga de Gante.

Según la profesora de la UC, Marileisi Regla López Rodríguez, los resultados de esta investigación permitirán el uso de probióticos adecuados para el empleo de la vacuna en la camaronicultura en el área de precría. “De ser positivo el tratamiento, se estimulará el crecimiento de la producción y el mejoramiento de la salud de las especies, tras la eliminación de enfermedades peligrosas que enfrenta el marisco capturado en aguas cubanas y que causan del 30 al 50 % de sus muertes en estadios tempranos”, confirmó la especialista.

Foto: Cortesía de los profesores de la sede universitaria de Santa Cruz del SurFoto: Cortesía de los profesores de la sede universitaria de Santa Cruz del Sur

MÁS QUE UNA EMPRESA PESQUERA

Capturar y procesar especies marinas para la exportación y el mercado interno, logrando satisfacer los requisitos exigidos por los clientes según sus necesidades, y mantener un mercado seguro y relaciones mutuamente beneficiosas con los proveedores es la misión fundamental de Episur, una empresa con más de 40 años con identidad y tradición pesquera.

Daniel Marco Martín, quien atiende los parámetros de desarrollo en la entidad, valora de muy positivo el asesoramiento del CUM en proyectos relacionados con la extracción de aceite de maní para su comercialización, y la elaboración de harina de pescado y pienso para la cría intensiva de animales, bienes que se obtendrán de los desechos industriales de la producción de pescado, y con los que se sustituirán importaciones con alto costo en el mercado internacional.

“También estamos enfrascados en la cría de pargos, el rescate de una instalación recreativa para explotarla en la etapa vacacional, la confección de una sala de historia que permita realizar actividades con los círculos de interés de las escuelas del municipio e interactuar con las especies en su estado natural y el trabajo con diferentes mini-industrias para crear valor agregado y ofertar a la población masa de croqueta y hamburguesa, pasta de bocaditos y otras opciones relacionadas con la agricultura”, explicó Marco Martín.

Para ser garantía de inocuidad, calidad y seguridad ambiental, Episur apuesta por la capacitación de sus recursos humanos, el perfeccionamiento teórico de sus nuevas prácticas, la ampliación de las producciones y la mayor satisfacción de la población. El camino hacia esa excelencia se hace más fácil con el apoyo del CUM y de la sede central, la cual de manera mensual revisa desde el mes de enero el estado de los procesos.

Cuando soñar solo cuesta trabajar, los sueños se concretan. Santa Cruz del Sur imagina el nacimiento de un macroproyecto de desarrollo local e integral, que con el aporte de profesores y estudiantes universitarios, la dirección del Partido y el Gobierno y las empresas, comienza a hacerse realidad.