CAMAGÜEY.- La historia de la recuperación y de la solidaridad se escriben por hombres, mujeres, jóvenes y niños. No por reiterado el tema, tras las huellas destructoras dejadas por el huracán Irma, el tercer día del 2018 reservó vivencias inolvidables.

Temprano en la mañana, dirigentes nacionales y locales, encabezados por el General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, el también miembro del Buró Político y secretario general de la Central Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte de Nacimiento, iniciaron un recorrido por los municipios del norte de la provincia más afectados por el huracán Irma.

 Comunidad El Paradero en Minas. Fotos: Otilio Rivero Delgado/Adelante Comunidad El Paradero en Minas. Fotos: Otilio Rivero Delgado/Adelante

LA PRIMERA SORPRESA

El Paradero, nombre que recibe la nueva comunidad, ubicada no muy lejos del apeadero del tren de Lugareño, fue la primera sorpresa. Las viviendas erigidas emergen de viejas instalaciones que ocuparon una unidad del EJT y después una UBPC, asignadas hoy a damnificados por el potente meteoro.

La voz de Anisley Álvarez Marín, una de las agradecidas por la obra de la Revolución, construida con el esfuerzo de instituciones estatales, de los propios moradores y vecinos, patentizó el agradecimiento a Fidel por el permanente pensamiento que siempre tuvo a favor del pueblo.

A continuación se sucedieron tantas cosas, imposibles de reseñar en tan poco espacio, desde las palabras de Irey Vigoa Abstengo, máximo dirigente político en Minas, la visita a la escuela especial José Antonio Echeverría, una joya para los niños con retraso, o el poliservicio con atelier, barbería, manicure y otras ofertas.

La producción local de materiales de construcción se encuentra dentro de los programas para mejorar las inversiones locales.La producción local de materiales de construcción se encuentra dentro de los programas para mejorar las inversiones locales.

La planta para producir bloques, otro logro en la demarcación junto a la recuperación de la fábrica de hielo, inactiva hace algún tiempo, ya está en producción, con capacidad de 256 “piedras” para el consumo del municipio y la ayuda a otras regiones del territorio que lo demanden, figuraron entre los progresos observados que continuarán, porque no todo ha concluido.

En este lugar estuvo la filosofía del triunfo y de los que anhelan ser ganadores. Quienes parten de una idea, siempre tienen una propuesta, dicen: permíteme hacerlo, siempre tienen una solución para cada problema y aunque sea díficil, mantienen la seguridad de que es posible.

La directora de la escuela especial José Antonio Echeverría en Lugareño informa sobre las principales ventajas con la recuperación.La directora de la escuela especial José Antonio Echeverría en Lugareño informa sobre las principales ventajas con la recuperación.

Un alto en Nuevitas para visitar el asentamiento en construcción de Petrocasa.Un alto en Nuevitas para visitar el asentamiento en construcción de Petrocasa.

LA SEGUNDA SORPRESA

La comitiva hizo un alto para viajar a la ciudad de Nuevitas, perjudicada por el huracán en sus capacidades habitacionales y en instalaciones de otro tipo. El lugar especifico fue la plataforma donde se edifican las 50 viviendas Petrocasas, donadas por la República Bolivariana de Venezuela.

El intercambio sirvió, y con precisiones hechas por René Mesa Villafaña, ministro de la Construcción, a directivos del sector, tanto locales como nacionales, para acelerar la ejecución y ganarle tiempo al calendario ante la urgencia de darle valor de uso.

LA TERCERA SORPRESA

El municipio de Sierra de Cubitas abría sus puertas. En Puerto Piloto, frente al nuevo restaurante, aguardaba el pueblo para iniciar el recuento. Un equipo de trabajo de Adelante y de otros medios nacionales y local, tuvieron la vivencia de soportar las primeras señales en la tarde en que Irma entraba a la provincia con ráfagas de más de 120 kilómetros.

Pero la imagen, por suerte, ha cambiado. Lo ratificarían Amarilys Leyva Viltres, a quien el huracán le arrebató la casa y no dejó de sentir solidaridad y de agradecerles a Fidel y a Raúl cuánto hace la Revolución por los pobres, o Ela Adán Pérez, la delegada de la circunscripción no. 14 del Consejo Popular La Gloria-Piloto.

“Hoy podemos decir que si bien todo no se ha recuperado, se logró entregar la totalidad de los techos al ciento por ciento de los afectados, la recuperación de instituciones y entidades estatales. Muestra de ello, el remodelado consultorio del médico y la enfermera de la familia, la escuela primaria, la hermosa bodega del barrio y el restaurante Piloto Nuevo”.

El descanso fue solo una pausa. Continúan la ejecución del restaurante Sol y Mar y la inversión del nuevo campamento de pioneros del municipio en un nivel avanzado de ejecución, con la mirada puesta de consolidar el trabajo y cuidar lo construido, bajo la égida del control comunitario.

LA CUARTA SORPRESA

Avanzada la tarde, en medio de un remozado vial, llegamos a Palma City, asentamiento con poco más de medio siglo de existencia, otrora colonia alemana del municipio de Esmeralda.

Como en otros sitios recorridos, en el lugar estaban los delegados de circunscripciones del Poder Popular en un lugar localizado en las inmediaciones de un pequeño embalse. La colaboración decisiva de la Agricultura, de la Empresa de Desmonte y de otras instituciones era evidente en Palma City.

Ivonne Leyva Zaldívar, la representante de los electores y del resto del pueblo en ese punto de la geografía esmeraldense, dijo que Palma City renace y florece, fruto de la Revolución triunfante, encabezada por Fidel y Raúl.

De noche la comitiva visitó la  comunidad Jaronú y recorrió unidades de servicios comerciales y de salud.De noche la comitiva visitó la comunidad Jaronú y recorrió unidades de servicios comerciales y de salud.

LA QUINTA SORPRESA

La noche se iba imponiendo. La temperatura resultaba agradable. El sol se escondió cuando entrabamos al Consejo Popular Brasil. Las viviendas de Nuevo Moscú atrapan la vista de los visitantes. Quienes fuimos a este lugar al día siguiente de ensañarse Irma con estos predios, no imaginamos que en tan pocas semanas de tenaz esfuerzo pudiera este asentamiento mostrarse diferente.

Pero no fue solo en Moscú, en otras comunidades del entorno y el batey Jaronú, Monumento Nacional, el paisaje se ha transformado para bien, un alegrón para todo el que se sienta cubano.