La mejor cosecha de Saraí

Saraí lamentó muchísimo que el camino de entrada a su finca La Deseada estuviera casi intransitable por los muchos días de lluvia que nos han acompañado en las últimas jornadas. Ella quería enseñarnos la tierra que la ocupa de sol a sol y que la enorgullece.

Leer más...

Una cubana más

La protagonista de esta historia es una alemana de 28 años, aunque aquí en Cuba se siente una cubana más. Stephanie Remus actualmente es estudiante de la Universidad Libre de Berlín, allí cursa la especialidad en Estudios Latinoamericanos.

Leer más...

Cuba is hope

Leslie Salgado regresa a su Ecuador natal cada vez que puede. Hace más de 30 años vive en Estados Unidos pero no olvida sus raíces, “necesito tocar mi tierra, visitar a papá”. Algo parecido le pasa con Cuba.

Leer más...

Rostros de la solidaridad

Como nos enseñó el mejor Nuestroamericano, José Martí, el primer saludo, la primera visita fue para El Mayor, porque a los héroes se les debe el respeto por la vida.

Leer más...

Aprender a ahorrar con la bioclimática

Vale la pena asimilar cada consejo del MS.c. y arquitecto Guillermo de la Paz Pérez, convertido en todo un experto en el estudio de la bioclimática como ciencia que estudia el aprovechamiento óptimo de las condiciones naturales del entorno y la ventilación, a través del propio diseño arquitectónico...


Soldado 533 de la tercera compañía

En el fragor del combate en Playa Larga, Nelson Hernández Betancourt no sintió que las esquirlas de granadas lo hirieron en los muslos. Vino a darse cuenta cuando la sangre le manchó el pantalón.


Regina y Eulogio: dos diputados de Cuba, de Camagüey

Regina Balaguer Sánchez no niega haber extrañado el mar, el Malecón de su Habana, como también ha confesado que ama a Camagüey porque más de la mitad de su vida la ha pasado en esta ciudad que la aplaudió y sigue aplaudiendo el Ballet que dirige.


Esta vez no entré al salón de operaciones; sin embargo, el Dr. Lener de Jesús Alba Miranda, neurocirujano del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, me adentró en su quirófano, algo particular y lleno de sencillez, y por sobre todas las cosas con un orgullo envuelto en modestia porque salvó la vida de un joven, la que puede disfrutar con calidad.


La consulta de dermatología del hospital clínico quirúrgico Amalia Simoni, de esta ciudad, es un hervidero. Allí los estudiantes de Medicina reciben clases, los residentes de la especialidad igual, cada cual de acuerdo con lo previsto, pero por sobre todas las cosas los necesitados confían y se ven curados, quizá hasta cuando no lo creyeron posible.