Ingeniero Leopoldo Gallardo, representante de Cubasolar en la provincia.Foto: Del Autor Ingeniero Leopoldo Gallardo, representante de Cubasolar en la provincia.Foto: Del AutorCAMAGÜEY.- El ingeniero Leopoldo Gallardo, representante de Cubasolar en la provincia, traza, en cada palabra que dice, una mirada profunda en torno a las fuentes renovables de energía (FRE), campo de la ciencia indisolublemente asociada al aumento de la eficiencia energética en el tránsito hacia la Revolución Energética Solar que hoy se abre camino en el mundo.

A pocas horas de celebrarse en Camagüey la asamblea de balance del trabajo realizado en el 2016 por esa organización no gubernamental, señalada para este martes en el Centro Integrado de Tecnología Apropiada (Cita), del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Gallardo respondió varias preguntas que ubican al lector en cuál es el momento en que se encuentran las FRE.

Antes de introducirse en las particularidades del encuentro mencionó que este se iniciará con una conferencia del Doctor en Ciencias Luis Bérriz, presidente de esta sociedad cubana, fundada en 1994, para la promoción de fuentes renovables de energía y el respeto ambiental. El reconocido estudioso participó como observador en la 15 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, efectuada en el 2009 en Copenhague.

De gran interés resultará la intervención sobre la situación actual del arte de las fuentes, en qué momento se está, cuál es la perspectiva y porqué en el intercambio se hará alusión también a la provincia con un peso importante en este campo en Cuba.

—¿En qué se sustenta para afirmar lo anterior?

—La provincia en biomasa aporta a la generación a partir de la producción azucarera y actualmente como parte del programa de los parques solares que se hacen —ya tiene dos en funcionamiento— y se prevén otros. Nuestra geografía permite ese uso, sin mayores inversiones, a no ser en áreas techadas que requieren mucho movimiento de tierra.

“Adicionalmente por ser una de las provincias de mayor extensión dedicada a la ganadería, en el programa actual de bombeo solar y de molinos, este año el territorio tiene previsto un componente importante. Se espera concluir el 2017 con la instalación de más de 100 bombas solares”.

—¿Y de energía eólica?

—Todavía no tenemos nada para la producción de energía eléctrica, mediante el desarrollo eólico, pero si la provincia en su parte norte, incluyendo los cayos, posee un potencial elevado de energía del viento, permitirá en el futuro que haya varios parques. De hecho, hay una proyección como en Jigüey, Las Ochenta, entre Las Ochenta y Nuevitas. Hay sus estudios hechos.

“Somos ricos también en biomasa no cañera, donde el marabú tiene un componente importante. Es una de las primeras provincias que ya, gracias a un proyecto colegiado con la Comunidad Económica Europea, está usando el marabú en la generación con cosechadora de marabú importada. Además, en Guáimaro está prevista la generación eléctrica a través de esa biomasa en un poblado que se quiere establecer de forma piloto”.

En la entrevista no podía faltar que se hablara del aprovechamiento de los residuos sólidos urbanos que hoy no se aprovechan.

“Hay intención con algunas firmas, a las que se les da seguimiento a ver si podemos lograr que algo se haga en Camagüey, mediante la generación eléctrica a partir de la basura, y adicionalmente es posible transitar hacia el uso de los residuales líquidos para el aprovechamiento del metano de ese residual líquido, y con ello la producción de energía eléctrica para la propia planta.

“La provincia se ha identificado en el desarrollo hidráulico y en los próximos años y de manera particular en lo que respecta al alcantarillado, lo que llevará implícito una planta de tratamiento de residual. Estamos tratando de incidir para ver si esa planta pudiera producir energía eléctrica con digestores acoplados a la parte del desecho orgánico. De esa manera pudiéramos ahorrarnos un 40 o un 50 % de esa generación del consumo de esa gran instalación que va a procesar no menos de 1 000 litros de residuales por segundo”.

Comentó que de hecho se hacen otras cosas y añadió que aún falta despegar en otras, mediante el programa del país hasta el 2030 sobre el uso de las FRE para cambiar la matriz energética de un 4 % actual a un 24 hasta esa fecha.

Dijo que en la provincia hay potencialidades naturales y sumado a ello el capital humano, que de aparecer el financiamiento, que es un programa que existe, puede implementarse como uno de los componentes de los Lineamientos trazados por el país en el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba .

Aludió la importancia de que los organismos interioricen el tema. "Es verdad que hay un programa a nivel nacional, sostuvo, pero las entidades pueden incidir en ello, cómo a partir de las inversiones aprobadas, proponer una parte de ellas en la rama eléctrica sobre FRE para acelerar la implementación de estos programas".

En los minutos finales comentó que como organización no tienen financiamiento, a no ser que haya algunos proyectos de cooperación, pero sí un componente importante en la divulgación, en la capacitación y en la cultura que tenemos, que tienen que seguir potenciando.

Foto: Otilio Rivero Delgado/ Adelante/ ArchivoFoto: Otilio Rivero Delgado/ Adelante/ Archivo

El desarrollo en este campo no es estático, allí están los dos parques solares —el de Guáimaro y el de la Circunvalación Norte—-, hay un estudio del viento que no existía, y hoy la biomasa es renovable, más en las condiciones conómicas nuestras, en que no es posible combatir el marabú con creces, y convertir las áreas que se liberen en función de otros cultivos...

El biogás, otra de las fuentes renovables de energía, no goza en Camagüey de toda la salud que tuvo hace varios años. Es imprescindible no aceptar el fomento de centros porcinos o cochiqueras, si no establecen, primeramente, los biodigestores, que más allá del uso para la cocción de alimentos y de la iluminación, inciden directamente en proteger el medio ambiente y los desechos como abono.

Creo que sí, como dice Leopoldo, en este campo se pueden hacer muchas cosas, incluso, de manera rudimentaria, sin llegar a los calentadores solares sofisticados, hacerlo en los hogares con la cooperación de albañiles para calentar agua, mediante el empleo de bloques y un pedazo de cristal arriba.

En una de las conferencias dictadas por Bérriz en la capital danesa aseguró, según un despacho noticioso de Uy.Press, Agencia Uruguaya de Noticias, Cuba no desechó la energía nuclear, descubrió que el sol “es la energía del socialismo, sale para todos, incluso para los ricos, es la energía de los pueblos, la energía del futuro”.