Ernesto Alejandro Porro Santos. Foto: Cortesía del entrevistadoErnesto Alejandro Porro Santos. Foto: Cortesía del entrevistadoCAMAGÜEY.-Como una de las ventajas que ofrece el Proyecto 2 de colaboración entre la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz y el Consejo Inter Universitario Flamenco (VLIR), clasifican los entrenamientos que reciben algunos profesores de este centro en la Universidad de Gante, Bélgica, sobre la infraestructura de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Ernesto Alejandro Porro Santos, administrador de redes en el Nodo REDUC de la universidad agramontina y docente en la Facultad de Ciencias Pedagógicas, estuvo este año entre los cubanos que durante un mes recibieron dicha preparación en esa institución del continente europeo. El joven de 28 años elogia ahora el curso por la riqueza que adquirió en cuanto a conocimiento y experiencia tecnológica.

-¿En qué consistió el entrenamiento?

-Recibimos adiestramiento en EasyBuild que es una plataforma para la instalación de softwares científicos en centros de solución de Informática de alto rendimiento, HPC, por sus siglas en inglés; y, además, intercambiamos sobre procedimientos y temas de seguridad en los sistemas informáticos, las redes, la tecnología Wifi, los métodos de encriptación y los procesos implícitos entre otras temáticas.

“Pero lo más importante para mi fueron las labores de preparación de los donativos que vienen próximamente hacia las universidades cubanas involucradas en este proyecto, donde se incluyen monitores, ordenadores, cables, discos, memorias, equipamiento HPC, Impresoras y otros accesorios. En este caso trabajé en la clasificación de todo el equipamiento, la contabilidad, y el embalaje.”

-¿Qué le aporta a la Universidad de Camagüey lo aprendido en esta superación?

-La mayoría de los conocimientos que adquirí estuvieron asociados al desarrollo tecnológico por lo que su aplicación, teniendo en cuenta las experiencias de los especialistas que impartieron el curso, el trabajo conjunto tendrá un impacto significativo en la mejoría y ampliación que los servicios del Nodo ofrece a la comunidad universitaria.

“Hubo parte de las capacitaciones, donde participaron además colegas de Pinar del Río, Santiago de Cuba, Holguín, Villa Clara y La Habana, en la que salieron a la luz también elementos para redimensionar la labor con el soporte técnico a los usuarios, la gestión de configuraciones y tareas administrativas de manera automatizada e incluso con tecnologías que todavía no tenemos y que las implementaremos en la UC a partir de esta experiencia en Bélgica.”

-Y a Ernesto.

-De manera personal, el aporte de esta preparación fue muy importante para mi superación profesional pues muchos de los contenidos que se impartieron están relacionados con mi futuro tema de tesis, el cual pretenderé desarrollar en la Maestría en Informática Aplicada, abierta por la Universidad de Camagüey en noviembre de este año.

La experiencia de Ernesto es un ejemplo de cuanto se puede lograr con la cooperación institucional entre universidades cubanas y extranjeras para favorecer la enseñanza en este nivel en cuanto equipamiento tecnológico, preparación de los docentes y otros aspectos, una alternativa que continuará ampliándose con la participación en profesores en otros entrenamientos de este tipo.