Vladimir me confesó que estaba nervioso, no esperaba ser entrevistado. Para él algunos sucesos ocurren y punto, como ser el único delegado de su territorio al X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), a celebrarse en julio de este año.

Así y todo logré “sacarle” unas palabras, luego de conocer que es muy responsable para su corta edad y que milita en las filas de la organización juvenil desde hace 14 años.

Ve un poquito atrás y recuerda alguna tarea difícil que hayas enfrentado, le sugerí. Pensó y dijo:

- En el 2012 fui uno de los 35 camagüeyanos que integré la brigada destinada a ofrecer ayuda en Santiago de Cuba, luego del paso del huracán Sandy. Esto lo hicieron además, en las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila. Estuvimos por allá alrededor de tres meses en las tareas de higienización.

- ¿Cumpliste misión internacionalista?

- Sí, estuve en la República Bolivariana de Venezuela desde el 2010 al 2012.

 - ¿Cuál es tu nivel académico?

- Soy técnico de nivel medio y estoy en la recta final del cuarto año de Licenciatura en Tecnología de la Salud, la cual no terminé antes precisamente por mi salida del país.

- ¿Tienes alguna responsabilidad dentro de tu departamento?

- Soy reserva de cuadro de nuestra jefa.

- Como pregunta obligada en estos casos, ¿cuáles son tus expectativas acerca del Congreso?

- Es un orgullo para cualquier joven de este país, constituye el representar a aquellos que te han elegido y confiado en ti.

- ¿Esperabas esta elección?

- No, qué va, de ninguna manera, porque son muchos los jóvenes con condiciones y que podrían ser ellos perfectamente los elegidos. Le digo que se me hizo un nudo en la garganta, me puse muy nervioso, casi como en este momento, y sonrió.

- ¿Tienes algún argumento que vislumbre el éxito de esta cita?

- Por supuesto, asistí como delegado a la asamblea provincial que presidió José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Eso de por sí dice mucho de la importancia que dan a la juventud.

“Allí escuché planteamientos muy a tono con la realidad cubana de estos tiempos y todos, puede estar segura, encaminados a seguir los principios éticos y morales de los dirigentes históricos de nuestro proceso social, y por mantener las conquistas más sobresalientes de todos estos años, e incluso, trascendieron el entusiasmo, los deseos de trabajar y la disposición de ingresar a las filas del Partido Comunista de Cuba (PCC)”.

- Este joven, casado con una laborista como él, que reside en la localidad mineña de Senado y viaja todos los días hacia y desde su trabajo añadió:

- Los jóvenes estamos preparados para aportar todo lo que esté a nuestro alcance y garantizar la continuidad de esta obra revolucionaria, la más humana y la más sensible, puede escribirlo y estar confiada. No defraudaremos a quienes nos anteceden.

- Cuando piensas en ese futuro que aseguras ustedes mantendrán, ¿cuáles son tus mayores inspiraciones?

- Pienso en mi pueblo, en mi familia toda y, desde luego, en mis hijas: una de siete años y la otra de cinco.

{flike} {plusone} {ttweet}