CAMAGÜEY.- Hoy cumple 48, pero continúa siendo joven. Quienes la integran son muchachos de entre 14 y 18 años de edad. La Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM) sigue precisando, como en sus años fundacionales, de la creatividad, el liderazgo, y el empeño de sus miembros.

¿Cómo valoras el funcionamiento actual de la organización? y ¿cuáles son sus carencias? fueron las interrogantes de Adelante Digital a las que estudiantes y profesores del Instituto Preuniversitario Álvaro Morell, de esta ciudad, respondieron. Aunque conforman una pequeña muestra, sus opiniones permiten tomarle el pulso a la FEEM de esa escuela, a la de Camagüey, a la de Cuba, a la que nació el 6 de diciembre de 1 970.

A Daimaris Marrero y Melissa Martínez aún les queda camino por andar, comenzaron en septiembre el décimo grado en la institución educativa conocida aquí como pre del Casino. Entre sus opiniones, las muchachas resaltan la noble iniciativa de donar juguetes para quienes viven en la casa de niños sin amparo filial, la visita a museos, la participación en matutinos de diferentes centros de trabajos y otras actividades que en su escuela dirige, organiza y promueve la FEEM.

El privilegio de pertenecer actualmente a sus filas les alcanza para emitir juicios propios, mas son los experimentadísimos profesores María Julia Álvarez y Roberto Fontes quienes valoran con mayor agudeza las urgentes necesidades de la organización.

“Aunque los tiempos cambian, se mantienen los estatutos, y en ese sentido considero que a sus miembros les falta preparación y constancia en el trabajo”, dijo la educadora María Julia, y a sus palabras Roberto añadió los vínculos del “Álvaro Morell” con la Sociedad Cultural José Martí, la Asociación Hermanos Saíz y las iniciativas de la casa de cultura.

Después de mencionar esas potencialidades del trabajo de la FEEM en el preuniversitario donde labora, continuó: “Creo también importante que los muchachos aprovechen los espacios que tienen para profundizar en los valores cívicos y patrióticos, en la educación ciudadana”, una tarea que en Cuba, inevitablemente, tiene implicaciones en la continuidad del proceso revolucionario.

 Imagen: Tomada de FEEM Siempre Cuesta Arriba/ Facebook Imagen: Tomada de FEEM Siempre Cuesta Arriba/ Facebook

Los profes que se han dedicado a la educación de niños y jóvenes desde la década de 1 970, no podían despedirse sin mencionar lo fundamental que resulta en el entorno de la organización a la cual pertenecen sus alumnos garantizar cada vez más la calidad de la docencia, sobre todo en su función formativa, como esa arista que trasciende el concepto de instrucción.

La organización debe adecuarse a las circunstancias actuales, los jóvenes que la integran tienen que ganar más espacios y potenciar los ya existentes. Más allá de conmemoraciones y homenajes, que resultan imprescindibles para recordarnos cada día la historia patria, urge a la FEEM ser protagonista de otras iniciativas, deben todos sus integrantes, y no solo quienes la dirigen, participar activamente en la construcción de una mejor sociedad, de un mejor país.