JIMAGUAYÚ, CAMAGÜEY.- Al llegar a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Evelio Rodríguez Curbelo, de este municipio, destacada por sus cifras millonarias en la producción de leche y Vanguardia Nacional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), mencionaron el nombre de su mejor productor, y de inmediato nos vino a la mente la imagen de una persona mayor. Esa idea se desmontó cuando nos presentaron a Edelmis Sánchez Santos, quien tiene 42 años, mas desde hace una década está a la vanguardia de la cooperativa.

“Edelmito”, como lo conocen muchos, nos comentó que es muy sacrificado el trabajo en el campo, en el que no hay horarios y requiere de total entreg; no obstante ello se ven los resultados. Además nos habló sobre la necesidad de despertar el interés por la tierra en las nuevas generaciones: “Si la juventud de nuestro país no se compromete en este sector nunca lograremos avanzar realmente en la producción de alimentos.

“Llegué al campo siguiendo los pasos de mi familia, específicamente de mi abuelo. También estudié Medicina Veterinaria en el Politécnico Mártires de Pino 3. Hoy la esencia de “La Victoria” es la producción de leche y mi interés cada año es crecer en mi labor”.

Las cifras sorprenden, más de 80 000 litros entregados en el 2017 y un plan para este año de 90 000. Nuestro campesino estrella nos compartió el método para lograr estos resultados: “Lo fundamental es tener una buena base alimentaria para el ganado, suficiente agua, una buena genética en los animales y el conocimiento necesario para su manejo.

“Nuestra finca está diversificada, producimos también carne de res y de cerdo, cultivos varios y nos destacamos en las frutas, sobre todo con la piña. Entre los problemas que hoy enfrentamos está el marabú, el abasto de agua y las enfermedades en el ganado, producto de las abundantes lluvias”.

Los socios de la CCS colaboran en la reparación de los caminos y en la alimentación de tres escuelas de la comunidad, el comedor del Sistema de Atención a la Familia y el Hogar Materno de Jimaguayú.

El proyecto Bases Ambientales para la Sostenibilidad Alimentaria Local (Basal) ha traído a su finca-escuela varios adelantos técnicos, criaderos de lombricultura, nuevos sistemas de riego, una mini-estación meteorológica e impulsó la creación de un aula para la capacitación de los campesinos.

El productor nos comentó sobre la importancia de la superación de los que trabajan en el campo. “Uno de los beneficios del proyecto ha sido los espacios de preparación sobre el manejo de los animales y cómo enfrentar en la ganadería los efectos del cambio climático”.

Edelmis, padre de la pequeña María de los Ángeles y de Rodolfo, es uno de esos buenos guajiros que con el ejemplo personal demuestran cuánto se puede hacer por el bien de los suyos y el de la comunidad. Estamos en la espera de que aparezcan más como él, consagrado al trabajo y consciente de su compromiso con la tradición ganadera camagüeyana.