CAMAGÜEY-. La palabra perfeccionamiento es frecuentemente usada en las más diversas aristas de la sociedad cubana actual. Escuchamos hablar del perfeccionamiento empresarial que se implementa en varias entidades del país, así como del perfeccionamiento de la educación, un proceso paulatino e imprescindible en todos los niveles de enseñanza.

Esas razones motivaron a Adelante Digital a interesarse por el desarrollo del perfeccionamiento de la educación superior en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, institución educativa hasta la que llegó este medio de prensa para dialogar con su rector, Santiago Lajes Choy.

¿Cuándo comenzó el perfeccionamiento de la educación superior?

—El perfeccionamiento de la educación superior comenzó en el año 2014 a partir del proceso de integración que vivimos en el país. Recordemos que se comenzó con las universidades de las provincias de Mayabeque y Artemisa, y luego en otras se integraron a las universidades del Ministerio de Educación Superior (MES) centros que pertenecían al Mined y al Inder.

“Así apareció la nuestra como la Universidad de Camagüey (UC) integrada al Instituto Superior Pedagógico José Martí y a la Facultad de Cultura Física Manuel Fajardo”.

Actualmente, ¿en qué aspectos del perfeccionamiento se acciona en la Universidad de Camagüey?

—El MES aprobó que las universidades se dividan en tres grupos, la nuestra se localiza entre las universidades grandes junto a las de La Habana, Las Villas, Oriente, Holguín, CUJAE y UCI. Por eso, en la UC uno de los mayores cambios implementados a partir del mes de enero es en la estructura, donde se aumentaron dos vicerrectores y un director general.

“También han tenido lugar más transformaciones, pero de menor nivel. Entre ellas, la existencia de direcciones de Marxismo e Historia y de Auditoría, adscritas al vicerrector primero y al rector, respectivamente. Otras direcciones tuvieron cambios en sus nombres y contenidos.

“El resto de los ajustes ya se venían efectuando con el proceso de integración”.

¿Habrá algunos cambios en la estructura de facultades?

—En general no cambia, continúan las diez existentes y las 53 carreras, además de los doce centros universitarios municipales.

“Lo que sí había quedado pendiente es la estructura de la dirección de la Universidad, aprobada ya por el Ministro, quien debe autorizar entonces la propuesta de plantilla que le enviamos, para hacer los nombramientos de las personas que ocuparán las diferentes plazas en los departamentos y áreas.

“Solo así comenzará el proceso de implementación de la nueva estructura”.

Y en cuanto al mapa de carreras

—Un elemento de importante incidencia en la estructura y la plantilla es la propuesta del mapa de carreras, en el cual se especifican las especialidades que mantendremos, las que se acreditarán, y otras aclaraciones.

“Este es un proceso de transformaciones ininterrumpido, que comenzó desde la misma integración.

“En el mapa proponemos la articulación de algunas carreras afines, y la separación de otras como la pedagógica Informática-Educación Laboral, por ejemplo. Hoy conviven las tres: Informática y Educación Laboral, con sus respectivas matrículas en primer año, así como Informática-Educación Laboral, en plan liquidación.

“Así ha pasado con un grupo de carreras, como parte de su proceso de perfeccionamiento. Los próximos cambios tienen que ser sobre la base de una propuesta concreta que hagan los ministerios, en dependencia de la demanda del territorio.

“Las que expliqué son algunas de las ideas que se han manejado, pero el concepto como tal no se ha aprobado todavía por el MES.

“Una vez autorizados estos ajustes, podrán implementarse en primer lugar las propuestas y posteriormente pueden surgir otras, de acuerdo con las necesidades”.

En los próximos días, cercanos al 6 de noviembre, fecha en que la UC arribará a sus 50 años, Adelante Digital continuará visitando esa casa de altos estudios para profundizar en las acciones que en la institución se ejecutan para obtener la categoría de Excelencia.