CAMAGÜEY.- A solo días de conmemorar el aniversario 50 de la caída de Ernesto Guevara, el Che en Bolivia, y en el marco del 20 del regreso de sus restos mortales a Cuba, el doctor Jorge González Pérez, Popi, como cariñosamente le llaman, saldó una deuda que tenía con el estudiantado de la Universidad de Ciencias Médicas de Camagüey Carlos J. Finlay.

Este excelente comunicador dictó una conferencia magistral sobre la misión encomendada en el año 1995 de ir a buscar los restos del Che a Bolivia, que tenía como antecedente la Operación Tributo de 1989 que trasladó a Cuba los cuerpos de los combatientes internacionalistas, principalmente los que cayeron en África.

“Todo comenzó con una entrevista concedida por el general del ejercito boliviano Mario Vargas Salina al The New York Times, donde explicaba que los restos del Che estaban enterrados en la pista del aeropuerto de Valle Grande.

“A raíz de esa entrevista conformamos las fichas de identificación de cada uno de los combatientes de la guerrilla en solo 68 horas, y un tiempo después salimos para Bolivia, inicialmente eran 13 versiones de enterramiento, luego se convirtieron en 88 versiones, algunas daban la posibilidad de que los restos hubieran sido cremados y esparcidos en la selva; otros que estaban en Panamá en una base norteamericana, y hubo hasta quien los puso en Langley, Virginia, pero finalmente, como aseguró Vargas Salina, estaban en Valle Grande.

“No solo fuimos en busca del Che, sino de toda la guerrilla y luego de dos años de investigación, aplicando diversas técnicas forenses, el 28 de junio de 1997 aparecieron en una fosa común, a orillas de la pista vieja del aeropuerto de Valle Grande, los restos del Guerrillero Heroico y seis de sus compañeros”, comentó Popi a los muchachos.

Luego de las casi dos horas de intercambio, la doctora Lisara Corona Oliveros, secretaria de la Juventud del centro universitario, agradeció a Jorge González y Héctor Soto, también miembro del equipo, por venir a Camagüey y explicar tan detalladamente cómo fue que los científicos cubanos pudieron cumplir con la palabra de Guillén: “Y no porque te entierren bajo tierra, van a impedir que te encontremos”.

Adelante Digital  publicará, en los próximos días, una entrevista exclusiva con el doctor Jorge González y el antropólogo Héctor Soto, donde narran cómo fueron esos dos años en Bolivia para regresar a la Patria con la misión cumplida.