CAMAGÜEY.- La Física cubana estuvo invitada por vez primera en la historia, en las exposiciones, paneles e intercambios profesionales de la Conferencia de Física para Estudiantes de Doctorado, un evento que se celebró del 17 al 19 de agosto en el estado de Washington DC, Estados Unidos, convocado por la Sociedad Americana de Física (APS por sus siglas en inglés).

El MS. c. Manuel Alfredo Hernández Wolpez, profesor auxiliar de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, resultó ser uno de los 14 estudiantes de Doctorado en Física cubanos que asistieron a este certamen que cada dos años reúne a estudiantes de postgrado de instituciones canadienses, mexicanas y estadounidenses.

—Integró la delegación por ser tu trabajo uno de los seleccionados por un comité de expertos de la Sociedad Cubana de Física que trabajó en la evaluación de investigaciones de varios especialistas en formación doctoral provenientes de instituciones científicas y de educación superior. ¿En qué consistió?

—En Estados Unidos presenté en un póster el trabajo que se titula Estimación de los ángulos de las fronteras de grano en materiales superconductores de Bi-2223 a partir de mediciones de transporte, el mismo forma parte de la tesis doctoral y es resultado de un grupo de investigación de la Universidad de Oriente, con la importante colaboración de la Universidad de Granma y del Instituto de Física de la Universidad de Sao Paulo, Brasil.

“La investigación forma parte de mi Tesis Doctoral que estaré pre-defendiendo en diciembre de este año o enero del 2018 y en la que también ha brindado un apoyo importante el convenio de colaboración entre nuestra Universidad y la Universidad Autónoma de Nuevo León, México, que consiste en explicar los mecanismos de penetración, atrapamiento y relajación del flujo magnético del interior de esos materiales, que tienen gran potencial para transmitir energía. Entonces, dominar sus comportamientos es importante para el esclarecimiento de conceptos al respecto de la explicación de esos hechos físicos y así poder perfeccionar las aplicaciones que tienen”.

—Además de las ponencias orales y la exposición del póster, ¿el programa incluyó otras actividades?

—Se impartieron conferencias sobre los diferentes campos de la Física, de allí el análisis de temas relacionados con la materia condensada, la física de partículas, la biofísica, las nanotecnologías, etc. Además, estuvimos en un edificio perteneciente a la Cámara de Representantes del Gobierno de los Estados Unidos, en el cual los jefes de delegaciones dieron un discurso sobre el cumplimiento de las expectativas del evento.

“En ese propio encuentro surgió la situación de que la próxima edición correspondía a Canadá, pero sus representantes le cedieron la sede a nuestro país; sin embargo, la realización de un evento de estas características necesita aprobación a nivel gubernamental, por lo tanto la Sociedad Cubana de Física solicitó que le permitieran organizarlo en el 2021”.

—Contabas que eran 16 los seleccionados, pero que a dos estudiantes de doctorado les negaron la visa. ¿Aconteció alguna otra dificultad con los cubanos?

—No, la acogida por parte de los organizadores y el resto de los países que asistieron se desarrolló en un ambiente muy fraternal con nuestra comitiva, sin ningún aspecto político e ideológico que mediara en los debates o discursos de los participantes, quienes confesaron sentirse muy contentos y orgullosos de que estuviéramos allá.

Para los 12 profesores de la Universidad de La Habana y del Instituto de Cibernética, Matemática y Física, uno de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, y para Manuel Alfredo, fue una oportunidad invaluable dialogar con investigadores jóvenes de otras naciones, conocer sobre qué campos de la materia indagan, construir puentes de colaboración entre instituciones académicas y abrírseles el camino para formar parte de la prestigiosa APS.