Pasó mucho tiempo de injusto encierro, sobrevino la libertad anhelada, la llegada a la Patria, las muestras de cariño; pero el sueño de volver a la Plaza de la Revolución en La Habana en una fecha como la de hoy, solo se hizo realidad esta mañana cuando Gerardo Hernández, Ramón Labañino, René González, Antonio Guerrero y Fernando González volvieron a marchar con su pueblo, tomados de la mano de la esposa, el hermano o el amigo, encabezando un desfile multitudinario.

Y es que estos periodistas no se podían marchar de la Plaza sin las declaraciones de algunos de Los Cinco y confirmar de primera mano la alegría que imaginamos, los sentimientos agolpados en el pecho, sus nostalgias y saber del apretón de manos con el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Después del saludo acceden gustosos a las preguntas, son hombres sencillos, pero también Héroes del pueblo cubano.

Gerardo recuerda el ritual de cada Primero de Mayo, su búsqueda, canal por canal, hurgando entre las televisoras estadounidenses una imagen que le devolviera a la Cuba de las concentraciones y desfiles en esa fecha trascendental.

“Son emociones difíciles de describir después de ver tanto entusiasmo, muchos los sentimientos que hemos experimentado; y pensar que hace un año estábamos en una prisión, sentados frente al televisor tratando de ver si los de allá querían poner algunas imágenes de nuestro pueblo”, recuerda Gerardo.

Algo que se repetía cada inicio de mayo era el sueño de Los Cinco de desfilar, nuevamente, con el pueblo; y ese sueño se hizo realidad hoy.

Ramón dijo sentirse profundamente feliz y emocionado de ver a tanta gente, llena de júbilo, marchar con alegría a pesar de la lluvia pertinaz aquí en La Habana.

“A veces me dicen que repito mucho la palabra ‘hermoso’, pero es la mejor definición para el desfile, porque es la primera ocasión en que Los Cinco estamos juntos en Cuba, libres todos, y participamos en un evento tan importante para el pueblo”, subraya.

Caminamos unos pasos y encontramos a Tony Guerrero, quien nos confesó que su último desfile en la Plaza de la Revolución José Martí de La Habana fue hace casi 40 años, en 1976.

Estar aquí después del regreso y abrazar a Raúl, saludar a Maduro y ver al pueblo unido, bajo la lluvia, nos llena de energía el espíritu y eso es algo inolvidable, comenta Guerrero.

Asegura que van a venir muchísimos más primeros de mayo y que habrá Revolución para rato como decía Raúl y con los jóvenes que son el relevo, pero este día va a ser muy especial en su recuerdo.

Uno de los momentos más significativos de la jornada para Los Cinco fue el saludo a los presidentes Raúl Castro y Nicolás Maduro, el mandatario obrero del país bolivariano, quien asistió al desfile de los trabajadores cubanos.

Labañino asegura que Maduro les dio el abrazo que el presidente Hugo Chávez no pudo darles: “sentimos que tenemos una deuda con Chávez, pero estamos seguros que podremos rendirle tributo y expresar nuestro agradecimiento por todo su apoyo a la causa de Los Cinco”.

Como un encuentro con la historia latinoamericana define el saludo a ambos mandatarios, máxime cuando se viven en esta región momentos de cambio que marcan una época diferente y renovadora.

Abrazar a Chávez fue un sueño que no se le cumplió a Gerardo; sin embargo, “a través del abrazo de Maduro recibimos todo el cariño del pueblo venezolano y de cierta manera fue como si estuviésemos abrazándolo también”, subrayó.

“Le rendiremos tributo a Chávez como muestra de ese agradecimiento por todo lo que hizo por Los Cinco”, añade Gerardo, quien vaticina que “es una deuda que saldaremos pronto”.

Al despedirnos, nos llevamos la convicción de que Los Cinco no son solo los Héroes de Cuba, sino de todas las causas justas de América Latina y el Caribe.

“Estaremos con el pueblo venezolano siempre, porque somos soldados de la Patria Grande, la patria de Bolívar”, concluyó Ramón. 

{flike} {plusone} {ttweet}